Protesta de Mossos
Concentración de sindicatos de Mossos d'Esquadra. Enric Fontcuberta / EFE

Los sindicatos de los Mossos d'Esquadra y la Generalitat han alcanzado la noche de este jueves un principio de acuerdo para desbloquear el conflicto por la reclamación de la policía autonómica que pide, entre otras cosas, equiparar sus salarios con los de los Bomberos de la Generalitat.

El avance logrado en las negociaciones, sin embargo, se deberá confirmar en las reuniones que proseguirán este viernes, según han advertido los portavoces sindicales tras la maratoniana reunión que han mantenido durante todo el día en el Departamento de Interior.

En la reunión de esta tarde, la segunda de la jornada de hoy, han participado miembros de los sindicatos de Mossos y el director general de la Policía, Andreu Martínez, mientras que no ha habido representación del Departamento de Economía.

El director general de la Policía ha explicado que las propuestas de Interior a los agentes han sido incrementar el importe de las horas extras un 32 % y "avanzar en la equiparación retributiva con el cuerpo de los Bomberos", lo que se concretará con un "complemento retributivo extraordinario", ha añadido.

Ambas medidas, según el director general de la Policía, serán transmitidas a Función Pública y Economía para que las validen.

"Les hemos torcido el brazo"

El portavoz sindical Pere García (SAP-FEPOL) ha puntualizado que estas medidas no solucionará las demandas de los agentes, pero ha asegurado ante sus compañeros concentrados: "Hemos dado un gran paso y hemos torcido el brazo de la administración".

El portavoz sindical ha reclamado que, antes del 19 de este mes, cuando tendrá lugar el Consejo de Policía, se reunirán de nuevo con el Gobierno autonómico para saber si Interior y Función Pública están dispuestos a llegar a un acuerdo que satisfaga las reclamaciones laborales de los agentes.

Una docena de representantes sindicales de los Mossos se han encerrado, durante mas de ocho horas, en una sala del Departamento de Interior para forzar a la Generalitat a sentarse de nuevo en la mesa de negociación.

Los sindicatos han denunciado así que la administración se hubiera levantado "unilateralmente" de la reunión que había comenzado a las nueve de la mañana, después de que anoche fracasaran las negociaciones.

Además, los portavoces sindicales han hecho un llamamiento a sus compañeros a concentrarse ante el Departamento de Interior para "presionar" y forzar que se reanudara la negociación, con lo que centenares de mossos se han concentrado a las puertas de la sede de la consejería y han cortado algunas de las principales vías de la ciudad, como Diputación, Aragón, Diagonal y paseo San Juan.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.