Según han informado fuentes policiales, los hechos tuvieron lugar a primera hora de la mañana del martes, en un piso de la Travesía de Vigo, a donde acudió una dotación del 092.

Una vez en el domicilio, abrió la puerta a los agentes una joven que estaba llorando y en estado de nerviosismo, en compañía de su hija de 5 años de edad. La mujer les relató que acababa de tener una discusión con su marido, porque no quería que éste fuera a recoger a la niña al colegio estando ebrio.

La madre explicó que las discusiones con su pareja eran constantes, porque él consume alcohol y drogas con frecuencia, y que se ha llegado a encontrar a su hija sola en casa cuando está al cuidado de su marido.

Ese día, cuando ella le dijo que no quería que fuera al colegio a por la menor, el hombre reaccionó de forma agresiva, agarrándola por el cuello, y diciéndole que no la dejaría ir a ningún lado, y que no le daría las llaves del coche. Además, los agentes observaron que la mujer presentaba un hematoma en un brazo, de otra discusión entre ambos que había tenido lugar unos días antes.

El supuesto agresor se encontraba en ese momento en el domicilio, tumbado en una cama y con síntomas de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas, y fue detenido por un supuesto delito de violencia de género.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.