Travesía Con Perros De Tiro En El Moncayo, Mushing
Travesía Con Perros De Tiro En El Moncayo, Mushing MUSHING MONEGROS

Después de cinco etapas diecisiete equipos, cinco localidades, y tras recorrer 120 kilómetros, todos los participantes en la XXVII Travesía del Club de Mushing Monegros con Perros de Tiro han cruzado la línea de llegada.

Un año más, el mushing, el deporte de los perros de trineo que encuentra en las ruedas la solución a la falta de nieve, ha traído hasta tierras aragonesas a participantes llegados de diversos puntos de la península que han cerrado este domingo la veterana travesía en su vigésimo séptima edición.

Los caminos de Ainzón, Bulbuente, Talamantes, Ambel y Tabuenca han sido durante estos días el escenario de las cinco etapas que han conformado esta edición de la travesía, y que ha contado con la participación de equipos en bicicleta, patín, triciclo y carro.

Las altas temperaturas de este otoño atípico han obligado a adelantar algunas salidas de etapa matinales para asegurar el bienestar de los participantes; aun así, el tiempo ha acompañado durante toda la travesía, han destallado desde la organización.

Entre viñedos, encinares y campos de secano, con la imagen del Moncayo nevado de manera permanente al fondo, los participantes han destacado el entorno de cada una de las etapas, de entre veinte y veinticinco kilómetros de distancia.

DIVERSAS RAZAS

El calendario estatal del deporte de los perros de tiro ofrece pocas oportunidades para la práctica de las modalidades en media distancia, y esta travesía es para muchos una cita inamovible.

Junto a los perros hiperespecializados en el deporte del tiro, han podido verse animales de todo tipo de tamaños y caracteres, todos capaces de realizar una prueba de estas características en la que, como siempre se ha insistido desde la organización, la importancia radica en que tanto perros, como propietarios disfruten de la práctica del deporte.

De entre esos participantes menos habituales en pruebas de este tipo, ha destacado especialmente un pequeño equipo que corría en triciclo. Marco, Masha y Mamba eran tres de sus integrantes, tres perros en adopción a través de la protectora ZARPA, de Zaragoza.

El responsable de la casa de acogida y miembro del Club de Mushing Monegros, Fernando Lebrero, ha destacado que la práctica de esta disciplina deportiva ayuda a que ganen confianza en sí mismo o a mejorar su sociabilidad con otros perros y con personas.

Desde la organización han resaltado la colaboración de los ayuntamientos, Protección Civil del Campo de Borja, Agentes Forestales, patrocinadores y al equipo de cerca de veinte personas encargado de los controles, la infraestructura y todo lo necesario para que la veterana travesía haya sido, un año más, un éxito.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.