Tras realizarse el último pintado de paso de cebra, esta céntrica arteria reabre su paso a la circulación, con una rebaja de la velocidad máxima, pasando de 30 a 20 kilómetros por hora. Los tipos de vehículos que podrán circular ahora serán los mismos que lo hacían antes de la obra, es decir, en el tramo desde el paseo Echegaray y Caballero hasta la calle Mayor podrán transitar taxis, bicis, carga y descarga y, a partir del martes, 11 de diciembre, también autobuses urbanos.

Este tipo de actuaciones se continuarán realizando en el marco del Plan de Cota Cero para el Casco Histórico de Zaragoza, con el objetivo de mejorar la accesibilidad y facilitar la movilidad universal, según se indicó en el Debate sobre el estado de la ciudad, celebrado la pasada semana.

BUS, DESDE EL MARTES 11

Las líneas 28, 29, 35 y 39 del servicio de autobús urbano y el bus turístico reanudarán su tránsito por la calle Don Jaime I desde los primeros servicios de la mañana del martes 11 de diciembre.

Hasta entonces, se está procede al soldado de barandillas de protección de las plataformas de acceso al bus de las paradas a la altura de La Lonja y la plaza Ariño.

Estas plataformas de caucho son imprescindibles para facilitar el acceso al bus a través de las rampas para personas con movilidad reducida, carritos de la compra, o de bebés, entre otros.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.