Pleno del Parlamento Europeo
Pleno del Parlamento Europeo. PATRICK SEEGER / EFE

El Parlamento Europeo (PE) y la presidencia austríaca del Consejo de la Unión Europea (UE), que representa a los Estados miembros, han alcanzado un acuerdo para el presupuesto comunitario de 2019.

Ese pacto abre el camino a la adopción de las cuentas antes de fin de año si los Estados miembros en el Consejo y el pleno de la Eurocámara la próxima semana respaldan el acuerdo, indicó el Consejo en un comunicado.

El PE y los países no consiguieron pactar el presupuesto del año próximo en el plazo fijado, que expiró el 19 de noviembre a medianoche, y la Comisión Europea (CE) se vio obligada la semana pasada a presentar un nuevo proyecto de cuentas.

Las cifras

Finalmente, los Estados miembros y el Parlamento Europeo han acordado unas cuentas con 165.800 millones de euros en compromisos (el importe máximo de pagos futuros que puede proponer la UE) y 148.200 millones en pagos. Esto supone que los los compromisos crecen un 3,17 % frente a 2018 y los pagos lo hacen en un 2,37 %.

Seguridad e inmigración

En el ámbito migratorio, el Fondo para Asilo, Inmigración e Integración tendrá 1.100 millones de euros para la gestión migratoria, un 55,85% más que en 2018.

El Fondo Interno de Seguridad contará con 533,5 millones de euros y fondos adicionales se proporcionarán a agencias encargadas de responder "a los desafíos actuales migratorios y de seguridad", señaló el Consejo.

Igualmente, el instrumento para asistir a refugiados en Turquía tendrá 1.450 millones de euros, mientras que los fondos de preacceso a la UE para Ankara se han recortado en 146,7 millones de euros ante la situación en Turquía de la democracia, el Estado de derecho, los derechos humanos y la libertad de prensa.

Crecimiento, empleos y juventud

El presupuesto pactado incluye 12.300 millones de euros en compromisos para el programa de investigación Horizonte 2020 y 2.800 millones para el programa Erasmus+.

Además, la Iniciativa de Empleo Juvenil, utilizada en la financiación de los regímenes de Garantía Juvenil, recibe 350 millones de euros para contribuir a mejorar las posibilidades de encontrar trabajo de los jóvenes