A todos ellos los acusa el fiscal de supuestamente blanquear diez millones de euros entre 1988 y 2007 a través de la inmobiliaria San Saturnino mediante la adquisición de bienes inmuebles en diferentes ayuntamientos de la provincia, entre ellos Pontevedra, Cambados y Sanxenxo.

El fiscal especializado en delitos económicos de Pontevedra, Jesús Calles, mantuvo su petición de seis años de prisión para Miñanco frente al reproche del abogado del narco cambadés, Gonzalo Boye.

La defensa de Sito Miñanco ha pedido su libre absolución y ha acusado al fiscal del caso de haberse "instalado en un relato televisivo, una realidad paralela" en la que se acusa a Sito Miñanco por ser quién es y por sus antecedentes, no porque existan pruebas que sostengan la acusación.

"Como es Sito Miñanco, hay que condenarlo, porque si no se estropean el libro, la teleserie, esto y lo otro. Hay que condenarlo, ¡Condenémosle!", resumió el abogado en referencia al del libro Fariña de Nacho Carretero y, sobre todo, a la teleserie del mismo nombre de Antena 3 y Bambú Producciones.

ENJUICIAR SOBRE LA "REALIDAD"

El letrado recordó a los tres magistrados que componen el tribunal que "tienen que enjuiciar sobre la realidad, no sobre una guión televisivo, ni una realidad paralela" y ha reprochado al fiscal que en su informe final no se ha ceñido a la prueba practicada en el juicio ni ha analizado la verdad.

Porque, ha agregado, "le obligaría a abandonar el tirón televisivo y a entrar en la realidad" en la que, según sostiene, "no tiene ningún indicio o evidencia" de que Sito Miñanco haya inyectado dinero a la inmobiliaria familiar San Saturnino para blanquear.

DERECHO A LA ÚLTIMA PALABRA

El acusado hizo uso de su derecho a la última palabra para sostener su inocencia. En su intervención, de minuto y medio, sostuvo que él no puede haber realizado actividades para blanquear dinero a través de la inmobiliaria San Saturnino entre los años 1988 y 2007, como sostiene el fiscal, porque "estaba preso".

Por su parte, el abogado de María Rosa P., Alejandro Vega, ha calificado como "pobre, pueril y ridícula" la conclusión del fiscal y ha asegurado que es la primera vez que ve una acusación por blanqueo de capitales en la que "no se concreta la cantidad de dinero a blanquear" y en la que no existen los "indicios necesarios" para sostenerla.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.