Así lo ha indicado la responsable de la empresa que gestiona las infraestructuras relacionadas con la movilidad y el ocio de la capital catalana en declaraciones a Europa Press con motivo de su participación en la primera 'Jornada de Intermodalidad' celebrada en Las Palmas de Gran Canaria.

"Las ciudades se están transformando mucho en muy poco tiempo. Durante el siglo XX, sobre todo en la segunda mitad, hemos desarrollado las ciudades pensando mucho en el coche y el siglo XXI va a ser el de recuperar el espacio público para el ciudadano", dijo.

Labata hizo especial hincapié en que hay que tener visión a largo plazo, grandes consensos y estrategias muy alineadas en materia de desarrollo urbanístico y políticas de movilidad.

Cuestionada sobre qué aspectos o servicios implantados en Barcelona podrían trasladarse a Las Palmas de Gran Canaria, señaló que si se quieren ciudades más saludables hay que recuperar espacios para el ciudadano, que no debe ser concebido simplemente como peatón, sino también como ciudadano en su globalidad.

NO SER UN "CLIENTE CAUTIVO" DEL TRANSPORTE PÚBLICO

"Hay que recuperar espacio público para el ocio, el intercambio económico, para el juego de los niños, el paseo... y eso requiere de un transporte público muy competitivo. La gente utilizará el transporte no como cliente cautivo, sino porque realmente es la mejor alternativa de movilidad para la ciudad", insistió.

Para la directora general, otra de las estrategias que no va a tener marcha atrás será la del vehículo eléctrico, ya que la movilidad del vehículo privado a medio plazo usará esta tecnología.

Además, entendió que los vehículos de movilidad individual de baja velocidad -bicicletas, bicicletas eléctricas y patinetes- también formarán parte cada vez más de las ciudad, lo que conllevará necesariamente una "reconceptualización" del espacio público.

"Hasta ahora teníamos el peatón, el vehículo privado y el transporte público -apuntó-. Ahora vamos a tener que pensar en espacios para estos vehículos que van a menos de 30 kilómetros por hora y que serán grandes alternativas en los desplazamientos de última milla alternados con el transporte público en las ciudades grandes, mientras que las medias y pequeñas será una alternativa muy competitiva".

Ante todo este panorama del futuro que se viene encima a las sociedades modernas, Labata resaltó el papel que jugará el teléfono móvil para planificar indistintamente los trayectos usando servicios de bike sharing o car sharing.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, CIUDAD PROPICIA PARA ESTAS HERRAMIENTAS

Al ser preguntada sobre las potencialidades de Las Palmas de Gran Canaria, explicó que se trata de una ciudad muy "convivible" para todas estas herramientas de movilidad.

"Lo que seguro que le ocurrirá, porque le pasará a todas las grandes y medianas ciudades de los países desarrollados, es que el ciudadano va a exigir tener calidad de vida, sin contaminación, con espacios para pasear, nuevas tecnologías que faciliten la movilidad... y seguro que las tendencias de las bicicletas y los patinetes y la exigencia de tener menos calzada y más verde va a llegar", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.