Prisión de Huelva.
Prisión de Huelva. ACAIP/Archivo

Entre ellas, el sindicato ha propuesto la instalación de cámaras en los pasillos de acceso, así como personal externo para la realización de labores de limpieza en vez de los reclusos, que se encargan de hacer esta tarea desde hace unos años; el refuerzo del servicio de vigilancia en el departamento afectado y el cambio de los internos que realizan los destinos en la zona.

Según ha informado el sindicato en una nota, en el citado encuentro también se abordaron las circunstancias en las que se encuentran los sanitarios que siguen trabajando en la prisión onubense, el déficit de personal y el estado de inquietud entre ellos.

Para poner solución, CSIF ha propuesto la contratación de personal sanitario para reforzar el servicio de Enfermería "ya que en estos momentos hay ocho trabajadores de baja de un total de 12 de plantilla". A su vez, informaron a la subdelegada sobre "el descontento" del personal sanitario por la falta de interés del director del penal, que "ni siquiera ha ido al departamento donde se produjo el envenenamiento para interesarse por los trabajadores".

Por otra parte, después de 15 días desde que ocurrieron los hechos, según han asegurado, "no se ha tomado ninguna medida incluso después de haberlo planteado en el Comité de Seguridad y Salud Laboral celebrado el pasado 26 de noviembre", motivo por el que CSIF le ha trasladado a la subdelegada este plan de medidas preventivas urgentes que se ha comprometido a analizar para su puesta en marcha.

En cuanto a los incidentes ocurridos durante las jornada de huelga, que tuvieron lugar los días 24 y el 26 de octubre, y 17, 18, 19 y 20 de noviembre, desde la central sindical se lamentó "cómo los servicios mínimos abusivos impidieron un derecho a huelga normalizado entre los funcionarios de prisiones".

Además, han hecho hincapié en "los cambios y la ampliación de estos servicios que efectuó el director de forma unilateral", lo que entienden desde CSIF como "una gestión encaminada a entorpecer el derecho a la huelga" tanto con su presencia en el exterior del centro, donde estaban los piquetes informativos, como por acudir a la concentración de más de 200 trabajadores el 17 de noviembre en el exterior de la prisión donde se produjo un altercado después de su intervención en la protesta, el único registrado durante los seis días de huelga.

Por todo ello, CSIF le ha entregado a Manuela Parralo de un escrito remitido a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias solicitando el cese del director y la reprobación de sus actos.

El presidente provincial de CSIF, Juan Manuel Quilón, que acudió a la reunión junto a otros representantes del sindicato y delegados de Instituciones Penitenciarias, ha valorado el encuentro y ha agradecido "la buena disposición" de la subdelegada del Gobierno, "la comprensión mostrada ante los hechos ocurridos" y su "voluntad para poner en marcha las propuestas del sindicato". Todo ello, para hacer frente a la situación de "incertidumbre, tensión, desconcierto y desconfianza" entre los funcionarios del centro penitenciario de Huelva.

En relación a la intoxicación de los seis sanitarios, la subdelegada informó al sindicado, según el propio CSIF, que la investigación avanza "a buen ritmo y que tiene a disposición de los investigadores todos los medios humanos y materiales necesarios para esclarecer los hechos a la mayor brevedad posible".

Consulta aquí más noticias de Huelva.