Según el escrito de calificación de Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, el acusado que no trabajaba y tenía frecuentes discusiones con sus padres, estaba en la vivienda familiar y se percató de que le faltaban 5 euros, lo que le hizo sospechar de su hermano.

Se lo afeó a su madre, con la que inició una discusión, y "armado con un cuchillo de grandes dimensiones se dirigió a ella asestándole diferentes puñaladas".

El hermano acudió al comedor al oír los gritos de socorro de la madre y forcejeó con el acusado, que le asestó puñaladas mientras gritaba: "Estoy loco, no puedo parar".

La Fiscalía sostiene que, cuando mató a su madre e hirió a su hermano, el acusado sufría "esquizofrenia paranoide subcrónica, con trastorno y dependencia por el uso del alcohol, y cannabis, agravada por un mal cumplimiento terapéutico y un consumo importante de sustancias tóxicas".

La fiscal solicita ocho años de cárcel y cinco de libertad vigilada por matar a su madre, de 49 años, y seis años de prisión por intentar matar a su hermano, para el que pide una indemnización que también reclama para el padre.

Consulta aquí más noticias de Lleida.