Freya, antes de ser rescatada
Freya, antes de ser rescatada ANIMALES EN APUROS - Archivo

El fallo, dictado en firme de conformidad después de que el fiscal modificara su escrito provisional y de que el acusado reconociera los hechos, le impone además la inhabilitación para el oficio, comercio o tenencia de mascotas durante un periodo de dos años ante la comisión de un delito del maltrato de animal doméstico, según han confirmado a Europa Press fuentes jurídicas.

El juez ha accedido además a la suspende la pena privativa de libertad por dos años con la condición de que no vuelva a delinquir en ese tiempo. Fue la Policía Local de El Ejido (Almería) la que se personó en la madrugada del 2 de septiembre del pasado año en la casa del dueño de la perra, cuya situación había sido advertida por la asociación Animales en Apuros Almería.

El animal, que contaba con chip identificativo, carecía de agua y de comida, tenía parásitos por todo su cuerpo, la piel irritada y no podía moverse. Estas condiciones, según la inspección veterinaria, conllevaban una "desatención" del animal, que ya contaba con lesiones a raíz de los malos cuidados que había recibido.

Tras ser rescatada, la perra quedó al cuidado de la protectora, que consiguió alcanzar un acuerdo con el propietario para que cediera su custodia, según han explicado a Europa Press desde la organización, donde mantienen a 'Freya' bajo su cuidado.

En este sentido, durante el último año 'Freya' ha compaginado su recuperación con la participación en charlas y conferencias ofrecidas por la Policía Local de El Ejido y la Guardia Civil en campañas de concienciación sobre el cuidado de animales en centros escolares.

Consulta aquí más noticias de Almería.