El secretario de la Federación de Servicios Públicos de LAB, Gorka Berasategi, junto a las responsables del sindicato de Osakidetza, Bego Aranzasti, y Enseñanza, Maider Izagirre, ha ofrecido este miércoles una rueda de prensa en Bilbao sobre el modelo de OPE en la Administración de la Comunidad Autónoma Vasca.

Gorka Berasategi ha señalado que, en los próximos años, se realizarán multitud de Ofertas Públicas de Empleo en las distintas administraciones vascas, todas ellas bajo la normativa estatal.

En su opinión, si se tiene en cuenta "cuál es la realidad de los servicios públicos en la Comunidad Autónoma Vasca", estas convocatorias "no van a dar solución a los problemas que se han ido creando". Según ha señalado, los problemas actuales de los servicios públicos son que se trata de un sistema "basado en la eventualidad, no se contemplan procesos de consolidación, las convocatorias se basan en la tasa de reposición, por lo tanto, no se ofertan todos los puestos necesarios, y se priorizan las privatizaciones y las amortizaciones de puestos".

Además, ha añadido que últimamente están teniendo conocimiento de "graves problemas en la gestión de estas convocatorias de empleo, más allá del escándalo acaecido en Osakidetza".

En cuanto a la situación que viven los trabajadores de otros sectores de la administración pública, Berasategi ha denunciado "la falta de transparencia en las distintas fases de las convocatorias es notoria y evidente, la elección del tribunal, los criterios de corrección de las pruebas y la gestión interminable para acceder a un destino definitivo".

Además, ha afirmado que "se provoca estrés y nerviosismo a los trabajadores a la hora de plantear pruebas que nada o poco tienen que ver con el puesto en cuestión, y se fomenta el negocio privado a la hora de elaborar los temarios". "Por si ello fuera poco, son innumerables los obstáculos para realizar toda las pruebas en euskara", ha denunciado Berasategi, quien ha definido el actual modelo de OPE como "clientelista, no válido para acabar con la precariedad y oscura, y supeditado a intereses privados".

El responsable de la Federación de Servicios Públicos de LAB ha destacado la necesidad de desarrollar por completo la capacidad normativa para regular las convocatorias y que éstas tienen que ser "negociadas y acordadas, para poder acabar así con la precariedad".

Por su parte, la responsable de Osakidetza, Bego Aranzasti, ha señalado que todo lo que está ocurriendo con la OPE de Osakidetza "deja muy clara la falta de transparencia absoluta en el modelo de OPE actual". "Esta opacidad es la que ha permitido las filtraciones de exámenes durante años entre el personal facultativo especialista", ha censurado, para exigir un nuevo modelo de OPE basado en "la transparencia de los tribunales, pruebas objetivas y temarios confeccionados por la administración".

Maider Izagirre, responsable de Enseñanza, por su parte, ha destacado la importancia de valorar las pasadas OPE para hacer una valoración del actual modelo, "ya que es imprescindible que a la hora de proponer un nuevo modelo, debemos de tener claro qué es lo que no queremos repetir". "El modelo actual de OPE demuestra que no es el adecuado. Necesitamos un modelo propio para hacer frente al impuesto desde Madrid", ha manifestado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.