Un conductor ebrio fue detenido anoche en Santander tras hacer caso omiso a las señales de alto de agentes de la Policía Local en un control preventivo de alcoholemia e intentar darse a la fuga.

El suceso ocurrió poco antes de las 2.00 horas de este miércoles en la Avenida Reina Victoria, donde, en el marco de este control preventivo, los agentes solicitaron a este conductor de turismo la realización de la prueba de la alcoholemia pero éste hizo caso omiso al 'alto' e intentó irse.

Finalmente, fue sometido a la prueba de la alcoholemia, que resultó positiva al superar en más del doble la tasa permitida de alcohol y fue detenido por un supuesto delito contra la seguridad vial. Su vehículo fue retirado por una grúa al Depósito Municipal de Ojaiz.

Y ya, sobre las 3.45 horas, otro conductor fue detenido en la avenida Camarreal de la capital cántabra tras triplicar la prueba de la alcoholemia, ha informado en un comunicado la Policía Local.

Este conductor fue requerido para la prueba de la alcoholemia tras ser interceptado como consecuencia de una infracción, contra las normas de circulación vigentes.

CICLISTA HERIDO

Por otra parte, un ciclista resultó herido en la rotonda de la calle Severo Ochoa, en confluencia con el vial Albert Einstein tras colisionar con un turismo.

La víctima fue atendida por una ambulancia del 061, que le trasladó al Hospital de Valdecilla, para ser asistido por personal facultativo de sus lesiones

Consulta aquí más noticias de Cantabria.