La consejera de Políticas Agrarias, Begoña García Bernal
La consejera de Políticas Agrarias, Begoña García Bernal JUNTA DE EXTREMADURA

Así, este proyecto de regadío, según la consejera, hará "desaparecer las fronteras del agua", porque por vez primera se compartirá el agua del embalse de Alqueva y con esas aguas de Portugal se podrán regar medio millar de hectáreas en Villanueva del Fresno.

Dicha iniciativa se encuadra dentro de la política de regadíos de la Junta, como "motor del sector agrario extremeño", y el soporte bajo el que está creciendo la industria agroalimentaria, que genera mucha mano de obra sobre todo en cultivos como la fruticultura y la horticultura, que tiene mayores demanda de mano de obra.

"Con la puesta en marcha del regadío en la finca comunal de Villanueva del Fresno damos un salto importante", ha agregado la consejera, quien ha apuntado que dicho crecimiento ya se está sintiendo con el desarrollo de las 150 hectáreas de frutales que están en explotación.

"Lo vamos a comprobar con las nuevas de nogal que se están implantando y el gran cambio con las 260 nuevas que son las que vamos a poner en riego con este proyecto", ha dicho.

Así, la política del agua de la Junta se apoya en otros regadíos como los de Monterrubio de la Serena, "que llevaban 30 años en el cajón" y cuyas obras comenzarán "pronto", o los regadíos de montaña en la zona norte de Cáceres, así su "insistencia" en el macro proyecto de Regadío de Tierra de Barros, que se pedía al anterior gobierno y se seguirá

pidiendo al actual, ha asegurado.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.