La última revisión de las cajas-refugio para murciélagos en el parque fluvial de la Comarca de Pamplona, realizada en septiembre y octubre, indica que ha aumentado la presencia de ejemplares respecto al nivel registrado en 2017.

La exploración realizada por el biólogo especializado en quirópteros Juan Tomás Alcalde ha permitido encontrar 52 murciélagos, una cifra muy superior a los 31 ejemplares localizados en 2017, lo que supone un incremento del 67%.

Por otra parte, se ha observado la ocupación de 30 cajas-refugio de las 52 existentes, una cifra similar a la del año anterior (31). Esto significa que casi se ha duplicado la tasa de murciélago/caja, pasando de 0,57 en 2017 a 1,02 este año, ha informado la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP) en un comunicado.

Como en ocasiones anteriores, los murciélagos hallados han sido identificados visualmente, evitando cogerlos para disminuir las molestias. Únicamente han sido manipulados los murciélagos migrantes encontrados (nóctulos pequeños o nyctalus leisleri), que han sido sexados, pesados, medidos y anillados, así como cuatro ejemplares de murciélagos de Cabrera que se encontraban muy activos. Posteriormente se han introducido en la misma caja que ocupaban, que fue recolocada en el mismo lugar.

Desde el año 2008 la Mancomunidad ha habilitado 61 cajas-refugio para murciélagos en el parque fluvial de la Comarca, ya que una de las preocupaciones del ente comarcal a la hora de gestionar el parque es proteger la flora y fauna de la zona y mejorar el hábitat natural. En este contexto, especificado en la Carta de Servicios del Parque, se encuadran diferentes acciones para proteger a los murciélagos que viven en dicha área. Una de ellas es la colocación de las citadas cajas-refugio, ha destacado la MCP.

Los murciélagos son quirópteros, un peculiar grupo de mamíferos que aportan efectos beneficiosos al medio en el que habitan al alimentarse principalmente de insectos. Como en revisiones anteriores, la especie dominante sigue siendo el murciélago de Cabrera (Pipistrellus pygmaeus) que supone un 92% de los individuos observados.

Se trata de un murciélago muy pequeño, sedentario y típico de las zonas acuáticas que caza pequeños dípteros, generalmente en las orillas de ríos y charcas. Se han localizado ejemplares en todas las zonas donde hay cajas salvo en las nuevas instaladas en Arazuri Este.

Por cuarto año consecutivo se ha vuelto a detectar la presencia del nóctulo pequeño (Nyctalus leisleri). Es una especie de tamaño medio-grande, migrante y arborícola. Vuela rápido y alto y caza insectos de tamaño medio (moscas, polillas, escarabajos) en hábitats variados como bosques, zonas húmedas y cercanías de farolas. Varios ejemplares pequeños de esta especie han sido localizados en una cajas ubicadas en Etxauri.

En 2018 destaca el hallazgo de dos murciélagos ratoneros ribereños (Myotis daubentonii) en una caja situada en un poste de un puente de la Ronda sobre el río Arga. Es una especie de tamaño medio-pequeño, sedentaria y fisurícola (que se desarrolla entre las grietas de las rocas). Caza sobre remansos del río y se alimenta principalmente de insectos acuáticos.

Consulta aquí más noticias de Navarra.