Miriam Rodríguez, de 'OT'
Miriam Rodríguez, de 'OT' posa para la promoción de su disco 'Cicatrices'. VALERO RIOJA

Muchos de los artistas consagrados que acudían a la Academia de Operación Triunfo a hablar con los concursantes coincidían en una cosa:que no dejaran que nadie les dijera qué musica hacer. Miriam Rodríguez aprendió la lección y ahora acaba de publicar Cicatrices, su primer disco, con el que sutura viejos miedos y lanza un mensaje de superación, junto a otros artistas como Pablo Lopez, Vega o Andrés Suárez.

¿Por qué el título de Cicatrices?
Tiene muchos porqués. En primer lugar soy una persona que tiene muchas cicatrices y me gustó la idea. Las cicatrices te hacen recordar cosas que te hirieron pero que hoy ya no duelen. En muchas canciones hago referencia a eso y a la liberación que supuso para mi este disco y la superación de muchos momentos que viví. Cicatrices englobaba bien todo lo que soy, todo lo que viví y todo lo que supone el disco.

¿Cómo ha sido el proceso de componerlo?
Desde el primer momento quise componer libremente sin pensar más allá, lo que me saliese. Siempre he sido fiel a mi misma y no iba a hacer nada que yo no me creyese, para mí eso es vital. Por eso hay desde canción de autor hasta baladas más potentes o más movidas.

¿Hay que ser comercial o fiel a una misma? ¿Es compatible?
Creo que puede ser compatible, aunque no es la prioridad. Lo primordial es hacer lo que uno quiera y ser libre al componer. Hoy en día parece que lo comercial es lo que se escucha, pero fuera del mercado musical hay mucha gente que tiene éxito igualmente. La prioridad es la verdad de las canciones.

Pablo López y Vega pueden entenderla porque hicieron el mismo camino que usted...
Ellos han vivido lo mismo que yo y hablamos mucho sobre eso. Lo importante, y los tres pensamos así, es que no hay que perder la cabeza y ser fiel a uno mismo. Que no es cuestión de aprovechar el momento, aunque OT sea una gran oportunidad.

¿Hay que aprovechar la ola de la fama?
Tienes la oportunidad de que haya mucha gente que te conoce de repente y tienes que poner en marcha tu trabajo, tu esfuerzo y tus ganas para mantenerte en esto, pero manteniendo los pies en la tierra y rodeándote de gente que te quiere bien y de verdad, que te valoran como artista y como persona.

En 'Aquí estás' dice que para levantarse hay que caer, ¿cuáles son esas grandes caídas que la han inspirado?
Esa canción tiene un componente familiar y personal. Habla entre líneas del miedo, de no dejarse atrapar por los fantasmas de un pasado que no tiene solución. La compuse desde el máximo dolor de no haber superado algunos miedos. Habla de que todos estamos aquí en carne y hueso y que tarde o temprano nos vamos a ir, que estamos de paso.

Son temas duros...
Aunque haya canciones tristes en el disco todas tienen un mensaje positivo, que dicen que hay que tener fe y ser capaz de ver lo positivo para seguir adelante contra viento y marea.

De las cosas malas se aprende, ¿es eso? Para darte cuenta de las cosas buenas y levantarte tienes que caer y estar en el suelo y ver que nadie te ayuda. Ahí es cuando te das cuenta de que hay que ponerse en pie y seguir adelante.

¿Ha sido valiente al exponerse contando lo que lleva dentro?
(Respira hondo) Soy consciente de que me expuse y de que me abrí en canal y eso es arriesgado, no sé si hay que ser valiente, pero yo necesitaba contar eso para poder emocionarme encima de un escenario y poder transmitir lo que yo sentía.

Cuenta sin contar...
No creo que tenga que explicar canción a canción, sino que el público lo interpretará personalmente, se lo llevará a su terreno y las hará suyas.

Grabó el disco en Los Ángeles y se llevó un recuerdo de por vida...
Cuando estuve en Los Ángeles me hice un tatuaje que representaba la grabación del disco y una onda en la que había una LA. Un tatuaje es una cicatriz que tú misma te haces para no olvidar una cosa, tenía sentido.

Va a iniciar una gira, ¿tiene vértigo por hacerla en solitario después de la compañía de sus compañeros de 'OT'?
Empezar un proyecto artístico individual, una carrera en solitario es una responsabilidad que quizá te crea en algún momento no sé si miedos... estás expectante. Tenía una deuda con la gente que me apoyó y confió en mí y he querido pagarles con este disco. Soy una persona muy complicada de entender.

¿Es importante el contacto con los fans?
Sí, por las redes sociales traté de ir haciéndoles llegar a la gente que me sigue la lista de canciones y de hacerles partícipes del disco. Ahora es el momento de disfrutar con ellos encima de un escenario, que es lo que más me gusta y lo pasaremos genial, lloraremos, saltaremos y disfrutaremos cada momento, porque será único.

Este año en 'OT' se están llevando más broncas que vosotros...
Lo veo todo lo que puedo, tengo el 24 horas cuando estoy en casa y me centro mucho en ver los pases de micros. Están evolucionando muchísimo.

¿Y las broncas?
Es difícil entenderles, pero yo pasé por eso. Son personas que están aisladas de la realidad, lejos de su familia y muchas veces estás bajo presión y eso es difícil. Estás siendo juzgado las 24 horas del día. Y dentro de la no-normalidad que suponen el programa y la Academia es complicado que haya una estabilidad, así es entendible que esas cosas pasen.

¿Ha sufrido prejuicios por ser una ex de 'OT'?
Todo lo contrario, tuve la suerte de que muchos artistas me abrieran las puertas de su casa y compartieran conmigo y confiaran en mi. OT fue un trampolín sin el que yo no estaría aquí, le debo mucho.

¿Hacía música antes de 'OT'?
Empecé a tocar la guitarra con seis años y llevo desde los doce haciendo conciertos por la calle, en bares, estuve en un musical infantil... empecé a componer cuando me fui a estudiar arte dramático.

Y ya tenía la necesidad de que la escucharan, ¿no?
Cuando vivía en Madrid tocaba en el Metro. Siempre he tenido ganas de que la gente me escuchara, así que me preparaba mis conciertos.

¿Ha cumplido su sueño?
Tenía muchas ganas de que un día como hoy llegase y confiando en eso y trabajando mucho, algunas veces pasándolo bien y otras veces pasándolo mal, pero al final todo sale. Lo que le das a la vida con trabajo duro, ella te lo devuelve antes o después.