John Bellingham
Así era el rostro de John Bellingham, el autor del asesinato de Spencer Perceval en 1812. Queen Mary University of London

John Bellingham es un famoso asesino de la historia de Reino Unido. En el año 1812, se convirtió en el primer asesino de un primer ministro de Gran Bretaña de la historia. Fue el 11 de mayo, cuando Bellingham disparó al premier Spencer Perceval, causándole la muerte. Siete días después, fue ahorcado.

Su cráneo se conserva en el Museo Queen Mary de Patología de Londres. Ahora, gracias a las modernas técnicas de reconstrucción facial, investigadores de la Universidad Queen Mary han revelado cómo era el rostro de Bellingham, recoge Gizmodo.

Las medidas del cráneo y de sus partes como la cavidad nasal o los huecos oculares son clave para reconstruir rasgos como los ojos, las cejas y la nariz. Además, el esmalte de los dientes permite conocer detalles acerca de los labios y se estudian también antecedentes familiares y características etnográficas para afinar más.

Posteriormente, basta con peinar y vestir al busto según las convenciones de la época y así se obtiene el resultado final.