La periodista María Teresa Campos ha sido demandada por su ya antigua empleada del hogar, según publica Informalia.

Gracias al reality de Las Campos, María Silva dejó de ser un personaje anónimo por la cantidad de veces que aparecía en pantalla satisfaciendo las necesidades del clan.

Aprovechando que María Silva se encontraba de vacaciones en Perú, su país natal, la periodista habría mandando un escueto mensaje a su asistenta en el que le daba a entender que prescindía de sus servicios. "Por mí puedes quedarte en Perú", dijo María Teresa Campos, según cuenta Silva.

Por lo visto, y según la versión de la demandante, el enfado de la presentadora pudo estar motivado porque Silva cogió dos días más de vacaciones de los que le correspondían.

Más tarde, la matriarca del clan Campos habría enviado una carta a Silva, quien llevaba trabajando para ella 15 años, alegando que la empleada del hogar "había renunciado voluntariamente" a su puesto. Por su parte, la peruana niega que haya abandonado de manera voluntaria el empleo y le reclama una indemnización por despido improcedente.

"Mi abogado calcula que unos 10.000 euros. Pero de momento el abogado de María Teresa se ha negado", puntualiza la mujer. Al parecer, la próxima semana las dos partes acudiran al juzgado.