Este planteamiento forma parte del paquete de medidas de movilidad que ha puesto sobre la mesa la empresa, en el marco de la negociación de un expediente de regulación de empleo temporal, que estará en vigor durante todo el año 2019 y afectará a unos 400 operarios, debido a la baja demanda de los modelos que se montan en el sistema 1 de producción (Peugeot 301 y C-Elysée).

Fuentes de la empresa han explicado que, además de plantear el traslado voluntario de operarios de la M1 al fin de semana con el compromiso de que mantendrán sus sueldos -aunque trabajen menos ddías-, ofrecen también una compensación económica de 2.000 euros.

Por otra parte, las mismas fuentes han informado que se han comprometido a incrementar en 40 el número de contratos fijos que se harán este año, hasta llegar a los 140 contratos indefinidos nuevos.

Sindicatos y dirección de la fábrica han mantenido varias reuniones desde el pasado 12 de noviembre para acordar las condiciones de aplicación del ERTE, así como las medidas de industrialización y de movilidad que acompañarán al expediente regulatorio.

En este miércoles la empresa ha recapitulado sus propuestas definitivas: una regulación de empleo de 50 días -aplicable durante todo el año que viene-; unos 400 operarios afectados, sobre todo del sistema 1, por ser el que tiene más casos de bolsa de horas en el top negativo máximo; reducción a un solo turno de trabajo en dicho sistema; recolocación de operarios en el sistema 2 y en el turno de noche; y ofertas para la movilidad voluntaria de trabajadores al turno de fin de semana.

En el transcurso de estos diez días, la dirección de PSA Vigo también ha avanzado algunas de las previsiones con respecto a la producción del nuevo modelo -el 'todocamino' conocido como proyecto V20-.

Así, se prevé la producción de pre-series para el mes de mayo de 2019, y el lanzamiento industrial con el consiguiente aumento de cadencia en la producción para el tercer trimestre de ese año. La empresa ha avanzado que el sistema 1, que producirá este nuevo modelo, irá recuperando trabajadores desde el otoño del año que viene, de manera que tendrá tres turno en enero de 2020.

Por otra parte, también ha informado a los trabajadores de su previsión de adaptar el taller de baterías que hay en la fábrica viguesa, de manera que pueda llegar a producir 10 baterías a la hora, para abastecer la planta de Balaídos y el resto de fábricas del grupo en Europa.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.