Black Friday
Black Friday EUROPA PRESS

En un comunicado, Irache ha destacado que "desde hace unos años, los comercios han adoptado esta costumbre estadounidense y dan a conocer diversas promociones en la segunda quincena de noviembre" y ha remarcado que "la mayor parte de los descuentos anunciados se sitúan entre el 20% y el 30%, aunque los hay superiores".

Según ha indicado, "el plazo también se ha ido ampliando y, si bien su denominación hace referencia a un solo día, ya cada vez es más frecuente que las promociones duren tres, cinco días o una semana".

En opinión de Irache, "la acentuada publicidad traslada al consumidor una imagen de estas promociones algo exagerada". Y ha advertido de que "pese a que hay descuentos que pueden ser interesantes, no todos los productos, ni tan siquiera siempre la mayor parte, presentan un abaratamiento real".

En este sentido, la asociación ha explicado que "algunos consumidores han mostrado otros años su malestar porque dicen que el descuento promocionado se ha aplicado realmente sobre un precio encarecido, por lo que la rebaja no es tan atractiva como se dice". En principio, "la ley obliga a hacer constar el precio promocionado junto al precio ordinario anterior, pero corresponde al consumidor comprobar que suponer una oferta realmente mejorada".

Por todo esto, desde la asociación se ha animado a los consumidores a "actuar con cabeza fría en estas fechas, detectar necesidades, comparar establecimientos y precios y valorarlos en función de la calidad y prestaciones que ofrezca cada producto". Y ha propuesto una serie de pautas que pueden ayudar a comprar estos días de forma "más responsable".

En concreto, Irache recomienda "pararse y tomarse un tiempo para detectar las necesidades reales y hacer una lista con los productos que se quiere comprar, incluso con los márgenes de coste que pueden resultar interesantes"; además de "observar los precios que muestran los diversos artículos tiempo antes de cualquier promoción, para compararlos y observar si el descuento es real y valorarlo".

También aconseja la asociación asegurarse de que el producto no tiene ningún fallo; y conservar el tique o justificante de pago de cualquier compra. En el caso de compras por internet, Irache recuerda que se tienen 14 días para echarse atrás, al menos en compras dentro de la Unión Europea. Además, al comprar online, es conveniente conservar el justificante de la compra con la descripción del producto.

Asimismo, Irache recuerda que tanto si se trata de una compra en establecimiento como una por internet, siempre hay que contar con una dirección a la que poder reclamar posteriormente para cualquier queja o incumplimiento.

Consulta aquí más noticias de Navarra.