En un comunicado, el sindicato explica que los funcionarios se han encontrado este lunes en su vuelta al trabajo con la "sorpresa" de que una parte del techo se había caído justo encima de un puesto de trabajo de una compañera, en concreto, encima del ordenador y teléfono de esa unidad.

Así, se ha congratulado de la "suerte" de que no haya ocurrido estando la compañera en ese momento trabajando, al tiempo que se han quejado de que llevan cuatro años soportando humedades en el techo que "se ha ido extendiendo por todo el Juzgado".

"Los funcionarios tienen que estar pendientes de colocar cubos en aquellas partes donde están los agujeros del techo por donde caen las gotas de agua, tienen que estar moviendo su mobiliario para que no coincida justo debajo de las goteras, perjudicando todo ello en el desempeño de su trabajo", ha relatado el sindicato, para censurar que hasta ahora, la Administración lo ha solucionado con canaletas de conducción del agua para que acabará en un cubo, "no dando una solución definitiva y eficaz".

El STAJ ha criticado "enérgicamente" la situación de "precariedad" con la que están trabajando los funcionarios, alertando de que su integridad física "corre peligro", puesto que el techo podría haberse caído durante la jornada laboral. "Exigimos medidas de reparación efectiva del techo de dicho juzgado, que permitan la salvaguardia de la seguridad y salud de los funcionarios que prestan allí sus servicios", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.