Jornadas feministas en Zaragoza
La experta en materia de género en el urbanismo Inés Sánchez de Madariaga (i) la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (d), y el regidor zaragozano, Pedro Santisteve (c). EFE

La importancia del feminismo en las políticas públicas que fomentan la igualdad crece y se materializa en medidas concretas como el refuerzo de los servicios para mujeres, la formación en igualdad de género o los protocolos de duelo.

Acciones que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el regidor de Zaragoza, Pedro Santisteve, han puesto encima de la mesa en las Jornadas Internacionales Feministas organizadas por la Revista Contexto y el consistorio zaragozano, que concluyen hoy en la capital aragonesa.

"Cuando hablamos de feminismo, hablamos de que queremos una sociedad más igualitaria y más feliz para todos y todas. También para nuestros hijos; o sobre todo para nuestros hijos", ha expresado Colau.

Para la alcaldesa de Barcelona, la respuesta es una sociedad que ponga a las personas en el centro y donde no haya discriminaciones de ningún tipo, algo para lo que, a su juicio, queda "muchísimo trabajo que hacer".

Políticas feministas que en su opinión han de ser transversales, por ejemplo, con cláusulas de género en las contrataciones municipales para que las empresas que trabajen con el consistorio tengan planes de igualdad y garanticen la equidad salarial entre hombres y mujeres.

Por su parte, el alcalde de Zaragoza ha destacado el esfuerzo de la ciudad en viviendas sociales para las familias monoparentales, la paridad en los órganos rectores o el incremento de la presencia de la mujer en el deporte de base y en las artes escénicas.

"Hay todo un trabajo en la actividad municipal que va más allá de atender el terrible problema que tenemos de la violencia de género, facilitando viviendas sociales o una atención urgente a estas mujeres para que tengan cubierta la emergencia habitacional", ha ampliado.

Y de las experiencias prácticas se ha pasado a las teóricas, de la mano de la directora de la cátedra UNESCO de Género de la Universidad Politécnica de Madrid, Inés Sánchez de Madariaga.

Para la experta, la posibilidad del acoso y las agresiones a las mujeres en la calle provoca una percepción de inseguridad en el espacio urbano que desemboca en la autocensura. Es decir, las mujeres dejan de frecuentar ciertos lugares.

Así, los municipios han comenzado a trabajar en marchas exploratorias protagonizadas por mujeres que conocen bien los barrios y que permiten identificar los lugares donde se pueden hacer mejoras y reducir así la percepción de inseguridad.

La perspectiva feminista también comienza a estar presente en los planes urbanísticos, en los que se tiene en cuenta el impacto en la ciudad de las tareas de cuidado, que normalmente desarrollan las mujeres.

De este modo, la ciudad debe amoldarse y responder a las necesidades específicas de estas personas, que hacen uso del transporte urbano y de determinados equipamientos para sus tareas del día a día.

Las otras dos mesas de la jornada han estado protagonizadas por mujeres periodistas, quienes han debatido sobre "cómo feminizar los medios" y sobre la necesidad de introducir perspectivas de género para combatir el llamado "Macho Media".

"Macho Media" es un término que alude al machismo y la desigualdad de unos medios de comunicación en los que priman la brecha salarial, el techo de cristal, la mirada parcial de los enfoques o unos espacios de opinión masculinizados, como han transmitido cada una de las ponentes desde su experiencia personal.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.