Las listas de espera en la sanidad pública asturiana se redujeron el año pasado tanto en pruebas diagnósticas (escáneres, resonancias y ecografías) como en cirugía. Los datos facilitados ayer por el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) revelan que los hospitales cerraron  2007 con 14.358 pacientes esperando para realizar una prueba, 2.487 menos que en 2006 (un 14,76%). Sin embargo, fueron atendidas 13.774 personas más (8,37%).

En cuanto a las intervenciones quirúrgicas, los pacientes que esperaban en 2007 para ser operados eran 14.886, dos menos que un año antes.

Además, las listas de espera de más de 180 días pasaron de 207 pacientes en 2006 a 52 en 2007 (un 74,88% menos). Las que sí aumentaron fueron las operaciones realizadas y las intervenciones programadas (un 3,32% y un 5,58% respectivamente).

Sólo las consultas externas tenían el año pasado más pacientes esperando a que les diesen cita con determinado especialista (4.478 más que en 2006), aunque también es verdad que hubo 32.332 pacientes más.

Hasta ahora, todos estos datos había que pedirlos al Sespa, pero dentro de unos meses podrán ser consultados por todos los asturianos  a través de Internet. Gracias a este servicio, que se espera se implante este año, los usuarios podrán conocer cuál es la situación de las diferentes especialidades en los hospitales de la región. Además, las listas se irán actualizando todos los meses.

Recetas los médicos

Los médicos asturianos se oponen a que las enfermeras prescriban medicamentos porque, aseguran, «no disponen de los conocimientos necesarios». Han enviado cartas al Gobierno central para dar su opinión.

Huelga las consecuencias

El Principado ha amenazado con rescindir el contrato a las empresas de limpieza que no cumplan con los servicios mínimos durante la huelga. Además, el Sespa  pasará los gastos de los desperfectos a las empresas.