Poderoso es don dinero. Las promesas económicas siguen marcando la agenda electoral de los principales candidatos. El presidente Zapatero se sacó ayer de la manga un nuevo compromiso si gana las elecciones: ampliar las prestaciones por hijo a 400.000 familias más.

Actualmente sólo pueden recibir estas prestaciones las familias no numerosas (dos hijos o menos) que ganen menos de 11.000 1 al año y  las numerosas (tres o más hijos) que ingresen menos de 16.221 euros anuales (unas 600.000 en toda España).

Zapatero prometió ayer ampliar este tope a los 15.000 1 en el caso de familias no numerosas y a 20.000 1 en el caso de las numerosas. Este incremento del tope de la renta familiar beneficiará a 400.000 nuevos hogares. En total, las ayudas llegarán así a un millón de familias.

Por cada hijo menor de tres años la prestación será de 500 1 anuales. Disminuirá a 300 1 anuales si el hijo tiene entre cuatro y 18 años. Las familias con hijos discapacitados tendrán una subvención anual de 1.000 euros.
Son las mismas cuantías que había hasta ahora, con la diferencia de que el tope para poder recibirlas sube a 15.000 ó 20.000 1, en función del número de hijos. Estas prestaciones se abonan en un pago único.

«Pensamos en la familia»

Zapatero aseguró ayer que su Ejecutivo ha traído «el mejor momento de las políticas sociales de toda la historia democrática de España. Pensamos en la familia, y a la familia apoyamos más que las otras fuerzas políticas». El presidente no cifró el coste de su promesa, pero sí lo hizo el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, que habló de entre 110 y 130 millones anuales. «Es una propuesta asumible presupuestariamente y tiene el objetivo razonable de evitar que las familias con bajos ingresos caigan en el umbral de la pobreza», señaló Granado.

Zapatero también anunció ayer otra medida, si gana, encaminada a conciliar la vida laboral y familiar: negociar con todas las comunidades autonómicas para que los colegios públicos abran de 7.30 a 20.00 horas, durante 11 meses al año, de lunes a viernes. También recordó que ampliará el permiso de paternidad de las dos semanas actuales a cuatro.

Debate en todas las teles e Internet

PP y PSOE, que aún no se han puesto de acuerdo sobre las cadenas donde se celebrarían los debates de televisión previstos para los días 25 de febrero y 3 de marzo, están ahora negociando si hacerlos en un lugar neutral y con señal de televisión para todo el que la quiera. Asimismo, los dos partidos están barajando que ese debate también sea abierto para todos los medios digitales que así lo quieran, como ya propuso 20minutos.es a principios de enero, una propuesta que ya ha recabado más de 5.000 firmas.