Con alma de guitarra flamenca
Raúl Olivar ha trabajado con músicos como Manolo Sanlúcar.
Muchos espectadores creen que para sentir y amar el flamenco hay que nacer en Andalucía o haberlo mamado desde el principio. Pero siempre hay excepciones que hacen que la regla se cumpla, y una es la de Raúl Olivar.

Este guitarrista vallisoletano demuestra que el sentimiento y el amor a este estilo musical se puede desarrollar en cualquier parte del mundo.

Así, los palos del flamenco son la base de su último disco, Reflejo del alma, en el que la guitarra desgrana sentimientos y emociones con composiciones propias en las que demuestra sus conocimientos sobre la tradición y la historia de esta música.

Este joven guitarrista dará a conocer así un paso más en su carrera, desarrollada de forma autodidacta y con la compañía de importantes guitarristas y viajes por el extranjero.

* Café España. Plaza Fuente Dorada. 22.30 h. 5 euros.