Y el cumplimiento íntegro de las penas en los delitos más graves. El PP anunció ayer que está dispuesto, si vuelve al Gobierno, a incluir entre las prestaciones que ofrece la sanidad pública la atención bucodental. Sería una medida progresiva que se haría universal en un plazo de ocho años y que comenzaría con los menores de edad y los mayores de 65 años. Los populares también se comprometieron ayer a diseñar un «plan de garantías de demora» que fije plazos máximos de espera en la sanidad pública: 30 días para operarse, diez días para una consulta con el especialista y siete para una prueba diagnóstica.
Por otro lado, el responsable de Justicia del PP, Ignacio Astarloa, anunció ayer que su partido promoverá una «profunda reforma» del Código Penal para que los condenados por delitos de especial gravedad, como la delincuencia organizada o las violaciones, cumplan toda la pena.