Enfado de los comerciantes por el concierto al aire libre de Rosalía en Madrid: "Es un auténtico despropósito"

La cantante Rosalía actúa en un concierto gratuito en la madrileña plaza de Colón para presentar su segundo disco, 'El mal querer'.
La cantante Rosalía actúa en un concierto gratuito en la madrileña plaza de Colón para presentar su segundo disco, 'El mal querer'.
J.P. Gandul / EFE

El presidente de la Confederación de Comercio Especializado de Madrid (Cocem), Luis Pacheco, criticó la decisión del Ayuntamiento de la capital de autorizar para este miércoles por la tarde un concierto de la artista Rosalía en la Plaza de Colón, un evento que, según dijo iba a "violentar" la vida de los vecinos y comerciantes de la zona por el ruido y las dificultades de tránsito debido a la gran afluencia de público.

Pacheco manifestó que la elección de la Plaza de Colón para este concierto fue "desacertada", dado que el enclave no reunía, en su opinión, las condiciones acústicas para una actuación de esas dimensiones, sobre todo cuando Madrid dispone de muchos recintos para eventos musicales como el Wizink Center, la Caja Mágica o el escenario de Puerta del Ángel de la Casa de Campo.

Además, Pacheco señaló que este recital había levantado "polémica" entre los vecinos que tienen sus domicilios a 30 metros y que ya durante las pruebas de sonido vieron que sus "casas atronaban" por la "burrada de decibelios" desplegados a través de los equipos de sonido. "Es un auténtico despropósito", remachó.

El presidente de Cocem aseveró asimismo que el concierto se iba a realizar durante una franja horaria que colapsaría la zona de Colón, debido a la perimetración y vallado habilitados para el evento, y "alteraría toda la vida del barrio". También aseguró que vecinos y comerciantes no fueron consultados sobre la conveniencia del concierto, qy que se enteraron a cuatro días del evento sin conocer además las dimensiones que implicaba.

Pacheco auguró que el comercio de la zona iba a sufrir una "auténtica zancadilla" y que los locales de hostelería iban a sufrir al quedar sus clientes "completamente atascados". "Somos vecinos y comerciantes y nos merecemos al menos una consulta", dijo, criticando que la decisión proveniese de un Consistorio que se "denomina como el de la consulta".

"Es una decisión arbitraria, carente de sentido común y no consensuada", concluyó, para añadir que la Plaza de Colón lo que necesita es "limpieza" y que haya un buen ordenamiento de la movilidad en la ciudad.

"Una hora razonable"

La portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, pidió por su parte "flexibilidad y generosidad" a los vecinos del entorno de Colón para seguir viviendo la vida en la calle que "hace maravillosa" a Madrid y "extraordinariamente seductora para sus visitantes".

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, la concejala dijo comprender que esta vida cultural en la calle implica algunas molestias pero que siempre son "pequeñas y reguladas, no significativas".

"La mayoría de la gente se enorgullece de que sucedan muchas cosas en la calle. Eso es una ciudad viva", argumentó. Esa vida cultural en la calle es "compatible con el descanso ciudadano", añadió, y no tiene "nada que ver", dijo, con la situación de una persona que vive encima de un bar que no respeta los límites de ruido y que le hacen imposible conciliar el sueño.

"Si de vez en cuando se hace un concierto a una hora razonable (a las 19 horas), un poco de flexibilidad no viene mal", agregó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento