Santamaría, nuevo miembro del Consejo de Estado
Santamaría, nuevo miembro del Consejo de Estado. EP

La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría recibirá una remuneración del Consejo de Estado por su condición de consejera electiva de menos de 12.000 euros anuales, que podrá completar con actividades en otros organismos en nombre de la institución, pero que en ningún caso le reportarían más de otros 6.000 euros adicionales.

Los consejeros electivos del Consejo de Estado perciben un máximo mensual de 974,16 euros por asistencia a los Plenos de la institución, una dotación que no se percibe si no hay sesión plenaria o si no se asiste, según explica este organismo asesor del Ejecutivo en su portal de transparencia.

El Consejo de Estado celebra habitualmente un pleno al mes, por lo que, en caso de asistir a todos ellos, Sáenz de Santamaría y el resto de consejeros electivos percibirían un total de 11.689,92 euros anuales.

Esta cantidad la podrían complementar si participan como representantes del Consejo de Estado en otro tipo de actividades previstas en al artículo 27 del Real Decreto 462/2002, de 24 de mayo, sobre indemnizaciones por razón del servicio.

Entre esas actividades está, por ejemplo, la asistencia a reuniones de órganos colegiados de la Administración, de organismos públicos y de consejos de administración de empresas con capital o control públicos; la participación en tribunales de oposiciones y concursos de selección de personal o la colaboración puntual en institutos, escuelas o unidades de formación del personal de las Administraciones públicas.

No obstante, por estas actividades en su conjunto el consejero electivo no podría percibir más del 50 % de su retribución anual en el Consejo de Estado, es decir, no más de 5.844,96 euros.

Sáenz de Santamaría ha sido nombrada este viernes consejera electiva del Consejo de Estado por el Consejo de Ministros por un mandato de cuatro años, junto con la expresidenta del Tribunal Constitucional María Emilia Casas, el exsenador de ICV Jordi Guillot y la exmagistrada del Constitucional Elisa Pérez Vera, la primera mujer que fue rectora de una universidad pública en España.

El Consejo de Ministros también ha decidido renovar el mandato como consejeros electivos de otras personas que venían ejerciendo ya esta función, como es el caso del exministro de Justicia del PP José María Michavila, el expresidente del Senado Juan José Laborda (PSOE), el exministro de UCD Juan Antonio Ortega y Díaz-Ambrona y la filósofa Amelia Valcárcel.

Se mantiene por el momento como consejero electivo el socialista extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ya que pertenece al cupo reservado a los expresidentes autonómicos.

A lo largo de su historia, el Consejo de Estado, organismo que asesora al Gobierno pero independiente de él, se ha caracterizado por mantener una composición plural y diversa entre sus miembros, de manera que los distintos ejecutivos han ido nombrando miembros del órgano asesor a distintos perfiles que podían o no ser cercanos a su ideología.

Sáenz de Santamaría coincidirá ahora en el Consejo de Estado con su antecesora en la Vicepresidencia del Gobierno, la socialista María Teresa Fernández Vega, que preside ahora el máximo órgano consultivo del Gobierno. Precisamente con ella protagonizó sus mejores duelos parlamentarios en el Congreso cuando ocupaba el cargo de portavoz del Grupo Popular.

Dejó la política en septiembre

El pasado 10 de septiembre, en una reunión celebrada en la sedel del PP en la calle Génova, Santamaría comunicó al actual líder de la formación, Pablo Casado, su voluntad de abandonar la actividad política y emprender otra etapa en su vida. Ese anunció se producía apenas dos meses después de haber perdido la batalla por la Presidencia del PP en el Congreso del Partido Popular celebrado en julio pasado.

En el comunicado que difundió haciendo pública su decisión, Santamaría habló con "orgullo" de su etapa en el Ejecutivo junto a Mariano Rajoy y dio las gracias a los afiliados del partido que la apoyaron de "forma mayoritaria" en las primarias del PP. Santamaría se impuso en primera vuelta a Casado por 1.546 votos pero perdió en la segunda vuelta del cónclave al lograr el 42% de los votos frente al 57 % de su rival.

Casado ofreció a Santamaría ocupar una de las vocalías del Comité Ejecutivo del PP de libre designación aunque ella por el momento no lo ha aceptado. Sí que aceptó ese mismo puesto la exministra y exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.