Gemma Nuttall
Gemma Nuttall y su hija Penélope. GOFUNDME

Una mujer inglesa, Gemma Nuttall, ha muerto a los 29 años después de que hubiera retrasado su tratamiento contra el cáncer de ovarios que padecía porque estaba embarazada.

Esta madre británica fue diagnosticada en la semana 16 de su gestación, según publica People. Los médicos ofrecieron a Nuttall la opción de interrumpir su embarazo para poder ser tratada, pero la joven rechazó esta posibilidad y optó por retrasar la quimioterapia hasta que diera a luz.

El embarazo de Nuttual avanzó del mismo modo que lo hizo su tumor, que se hizo tan grande que en la semana 36 de embarazo (normalmente son 40), en marzo de 2014, los doctores decidieron intervenir a Nuttall para extirparle el cáncer y practicarle una cesárea para dar a luz a la pequeña Penélope.

Según se cuenta la página web GoFundMe, mientras la bebé pasó sus primeras semanas de vida en cuidados intensivos, su madre se sometía a quimioterapia y radioterapia. Mientras tanto, los médicos descubrieron que el cáncer de Nuttall había alcanzado también su cérvix. Sin embargo, la joven mamá consiguió ganar la batalla contra el cáncer y vivir dos años más totalmente curada de esta enfermedad. Hasta abril de 2016, cuando fue diagnosticada de cáncer de cerebro y pulmón.

Ante esta situación, la familia de la víctima inició una campaña de crowdfunding para que Nuttall se pudiera someter a un tratamiento experimental, de la que incluso la actriz Kate Winslet se hizo eco. "Vamos a esforzarnos para que Nuttall viva, por su hija de tres años, que la ama y la necesita", escribió la actriz, cuya madre también sufrió cáncer.

Winslet logró también el apoyo de su compañero de reparto en Titanic, Leonardo DiCaprio, para ayudar en la recaudación de fondos. Ambos organizaron una subasta para cenar con 'Jack' y 'Rose' (los personajes protagonistas que interpretaron en la famosa cinta), que consiguió recoger 1,35 millones de dólares a principios de 2018.

De nuevo, los resultados volvieron a mostrar que el cáncer había desaparecido del cuerpo de Nuttall a principios de este año, después de un tratamiento de inmunoterapia. Pero a mitad de año, otra nueva batalla. Esta vez el cáncer estaba en la espina dorsal. Y dos meses después, de nuevo en su cerebro y pulmones. Nuttual murió el pasado 14 de octubre.

Según publica Lancashire Telegraph, su familia ha creado la Fundación Gemma Rose —'Rose' en referencia al personaje de Winslet— para rendir tributo a la joven mamá