Jonan Fernández en comisión en el Parlamento Vasco
Jonan Fernández en comisión en el Parlamento Vasco PARLAMENTO VASCO

El secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, cree que el cambio en las "intenciones y previsiones" del Ejecutivo de Pedro Sánchez en política penitenciaria debe tener "un reflejo claro en la práctica" y una "continuidad".

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Fernández ha priorizado, además, entre las tareas a emprender en la actualidad que se realice "un crítica sobre lo que ha supuesto la violencia, el terrorismo y concretamente la acción de ETA".

El secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación

ha señalado que, "cuando ya hace unos meses que ETA se ha disuelto de manera unilateral e incondicional, es momento, sobre todo, de hacer una valoración generosa de las aportaciones que unos y otros han hecho para que esto se confirmase".

En este sentido, ha dicho que el Grupo Internacional de Contacto (GIC) ha hecho una trabajo constante a lo largo de estos últimos años y "ha contribuido positivamente para que ese final se dé". "A lo largo de estos años pueden entreverse en su trayectoria aciertos y desaciertos, y acuerdos y desacuerdos con la manera de actuar".

En todo caso, dicho que en la reunión del martes con el lehendakari, Iñigo Urkullu, "lo que quedó por encima de todo fue el reconocimiento al esfuerzo y a la buena intención del trabajo realizado".

Sobre el hecho de que el GIC haya puesto el acento este miércoles en Aiete en la cuestión de los presos y no sobre las víctimas o crímenes sin resolver, Jonan Fernández ha dicho que es su "visión", mientras que el Gobierno Vasco da mucha importancia, "en la lista de tareas pendientes, a algo que puede ser estratégico de cara al futuro de la convivencia, como es la reflexión crítica sobre lo que ha supuesto la violencia, el terrorismo y concretamente la acción de ETA".

"Es una tarea que está pendiente y que tiene incidencia en todo, en las relaciones políticas, institucionales, e incluso en la política penitenciaria", ha apuntado.

El secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación cree que hay que "crear condiciones que permitan que se vayan superando esos obstáculos o esas asignaturas pendientes que quedan y, además, intentar hacerlo con el más amplio consenso posible".

"Creo que esto último es casi tan importante como las propias asignaturas pendientes. Estamos enfocando ya claramente un futuro de convivencia. Nuestra sociedad, las nuevas generaciones tienen nuevos retos y preocupaciones, y es fundamental que vayamos cubriendo etapas de forma consensuada", ha indicado.

TRES TAREAS

A su juicio, hay "tres grandes tareas" por hacer y la primera sería la de "la reflexión crítica y compartida sobre el pasado de violencia y terrorismo, que no olvide nada de lo que ha ocurrido, pero que no excluya a nadie y que no excluya a ETA".

En segundo lugar, cree que hay "derechos de las víctimas que están todavía sin completarse adecuadamente, desde el derecho a la verdad hasta la cobertura y el reconocimiento a todas las víctimas sin excepción".La tercera tarea sería, según ha especificado, el cambio en política penitenciaria, de forma que se aborde una "nueva para este tiempo".

GOBIERNO DE SÁNCHEZ

Fernández ha manifestado que la política penitenciaria se ha podido desatascar algo con el Gobierno de Pedro Sánchez "en lo que tiene que ver con las intenciones y previsiones". En este sentido, ha dicho que el Ejecutivo socialista "ha anunciado unas nuevas orientaciones para gestionarla que son, en gran medida, coincidentes con las que el Gobierno y las instituciones vascas han expresado en los últimos años".

A su juicio, en esta línea, "hay un cambio", pero ha afirmado que todos están a la espera de que "ese cambio en las previsiones también se manifieste en una política continuada, que tenga un reflejo claro en la práctica".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.