En concreto, se amplía de 10 a 12 años el plazo máximo de amortización para préstamos destinados a inversiones. Además, los empresarios agrícolas se podrán acoger a un solo pago anual, en lugar de hacer aportaciones mensuales, trimestrales o semestrales, para acomodar las cuotas a las características de sus cultivos.

El consejero de Hacienda, Fernando de la Cierva, y el de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, han presentado este lunes esta ampliación de las condiciones, junto con representantes de las siete entidades financieras que participan en la línea, que son Bankinter, Banco Sabadell, Bankia, Cajamar, Caja Rural Central, Caja Rural Regional y Caixabank.

De la Cierva ha destacado el éxito de esta línea de financiación, "de la que ya llevamos concedidos más del 25 por ciento del total, dos millones de euros en préstamos de los ocho millones con los que cuenta la línea, que han contribuido a dar impulso a este sector clave para la Región de Murcia".

Por su parte, Del Amor añade que "estos nuevos préstamos se traducen en un aumento de productividad, un mayor acceso a la innovación tecnológica y en la posibilidad de entrar y mantenerse en los mercados internacionales".

Asimismo, recuerda que "el sector agroalimentario de la Región de Murcia genera el 20 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), lo que lo convierte en uno de los pilares básicos de la economía regional".

La línea de crédito Financia-Agro, cofinanciada por el Instituto de Crédito y Finanzas (Icref) y las siete entidades financieras que colaboran, pone a disposición de los empresarios agrícolas, ganaderos y pesqueros de la Región ocho millones de euros a través de créditos a muy bajo interés y con unas condiciones más ventajosas que las habituales en el mercado bancario.

Todos los créditos cuentan con un tipo de interés del Euribor a un año más el dos por ciento y un período de carencia de hasta tres años. Además, tienen la garantía de Avalam por el cien por cien del importe.

Las empresas agroalimentarias pueden solicitar los préstamos a través de Avalam o en cualquiera de las entidades financieras participantes, con un importe máximo de 300.000 euros, para destinarlos a proyectos de inversión o de ampliación de capital circulante.

Los proyectos de inversión cuentan con un plazo de amortización mínimo de tres años y máximo de 12 y el crédito para capital circulante cuenta con un plazo máximo de cinco años.

Las cuotas de amortización pueden ser mensuales, trimestrales, semestrales o anuales, en función de las necesidades del empresario.

El Icref, como ente público especializado en la gestión financiera, promueve estrategias de desarrollo social y empresarial con el objetivo de crear y mantener empleos de calidad en la Región y tiene como uno de sus principios básicos la gestión de la financiación socialmente responsable.

Consulta aquí más noticias de Murcia.