86 comercios del eje Besòs de Barcelona ya aceptan la moneda local virtual REC

  • En Barcelona ya se puede pagar en moneda REC (Recurso Económico Ciudadano) desde esta misma semana.
  • 315 personas han recibido este mes el 25% del pago de su renta mínima ciudadana en esta moneda local y virtual.
Javier, un tendero del mercado municipal del Besòs de Barcelona cobra en la moneda local virtual REC a Soumia, una compradora y vecina del barrio que percibe el 25% de su renta mínima en esta nueva moneda.
Javier, un tendero del mercado municipal del Besòs de Barcelona cobra en la moneda local virtual REC a Soumia, una compradora y vecina del barrio que percibe el 25% de su renta mínima en esta nueva moneda.
20MINUTOS.ES

En Barcelona ya se puede pagar en moneda REC (Recurso Económico Ciudadano) desde esta misma semana. Una decena de barrios del Eix Besòs, que comprende los distritos de Sant Andreu, Sant Martí y Nou Barris, disponen de un total de 86 comercios adheridos al pago con esta moneda ciudadana virtual (una media de 8 a 10 en cada barrio) que quiere fomentar el comercio de proximidad y una economía más responsable bajo la iniciativa del Ajuntament de Barcelona. Parte de estos establecimientos se encuentran en seis mercados municipales de los tres distritos implicados en este proyecto.

Para comenzar a mover esta moneda en el territorio barcelonés escogido para implementarla, un total de 315 personas han recibido y volverán a recibir formación para poder pagar sus compras con el 25% del pago en REC de la renta de Suport Municipal d'Inclusió (SMI) que perciben un total de 3.761 personas de 950 núcleos familiares de estos 10 barrios. Los perceptores son una de cada tres familias.

Es el caso de Soumia, una vecina del barrio del Besòs de Barcelona que este miércoles pagaba en esta nueva moneda local en el mercado municipal del Besòs, junto al barrio de La Mina de Sant Adrià del Besòs. Ella es una de las perceptoras del B-Mincome, el ensayo de renta mínima ciudadana financiado por la Unión Europea que incluye el mencionado SMI puesto en funcionamiento en diciembre pasado y de 568 euros de media.

Comprar pollo en REC

Soumia ha comprado pollo en la parada F. Miravitlles. Uno de los tenderos que la ha atendido, Javier, explica que se ha animado a probar la moneda REC en su negocio por "el dinero extra" que cree que le reportará tanto como minorista como a un barrio en su conjunto "económicamente olvidado".

Soumia ha hecho una compra de cinco REC, que equivale a cinco euros, y la ha pagado con su teléfono móvil. Hay que descargarse una app que de momento solo está disponible en Google Play para dispositivos Android en la que la transacción se hace entre los terminales del comprador y del vendedor a través de un código QR y la tecnología contactless (pago sin contacto).

Pero en este mercado popular no todos los comerciantes están abiertos, por el momento, al REC. Algunos prefieren ser cautelosos antes de sumarse a la iniciativa y ver cómo esta respira. Por ejemplo, el dueño de Peixos Mariano, que asegura que hasta que la gente que frecuenta su parada no conozca el REC no se añadirá. Las tiendas que aceptan la moneda REC lucen un distintivo específico que también aparece si los comercios se buscan desde Google Maps.

Soumia ha explicado que está intentando introducir el REC entre los establecimientos Halal (alimentos permitidos por la religión musulmana) del barrio y que algunas de las personas a las que ha convencido "no saben leer pero saben manejar perfectamente el pago mediante la app".

Hasta 1,5 millones de recs en circulación en dos años

Martí Olivella, coordinador de este proyecto de moneda local, ha confirmado que esta semana se han puesto en funcionamiento un total de 42.590,39 recs, la misma cantidad en euros pues cuenta con paridad, y que en su primer año en circulación podrían alcanzar los 700.000 recs (entre 50.000 y 60.000 al mes). Al finalizar la prueba piloto en el Eix Besòs se podría llegar a los 1,5 millones de recs dispuestos en los próximos dos años. Para Olivella, la idea es que todo este dinero se quede en los barrios en los que funciona.

Asimismo, Olivella ha confirmado que se está estudiando implantar "incentivos y bonificaciones" para los usuarios, como "ingresos extras" para animar a que se sumen al REC más vecinos y comerciantes.

El primer teniente de alcalde del Ajuntament, Gerardo Pisarello, ha explicado este miércoles en el mercado del Besòs que esta nueva moneda ciudadana barcelonesa, el REC, busca "fidelizar a los clientes con el comercio de proximidad, evitar la desertización comercial de los barrios y evitar que el gasto de los vecinos vaya a las grandes superficies".

El área de funcionamiento del REC cuenta con más de 100.000 habitantes, el 7% del total de la ciudad de Barcelona, y comprende barrios con rentas por debajo de la media de la capital catalana como Ciutat Meridiana, Vallbona,Torre Baró, Roquetes, Trinitat Nova, Trinitat Vella, Baró de Viver, Bon Pastor, La Verneda-La Pau y el Besòs-Maresme.

Un año del Grama en Santa Coloma de Gramenet

Existen monedas ciudadanas como el REC en otras capitales europeas como Bristol (Reino Unido), Lisboa (Portugal), Nantes y en barrios de París (Francia). Y también hay otra moneda local en el mismo eje del Besòs: Santa Coloma de Gramenet. Es el Grama, que cumple un año este mes de octubre como moneda propia y local del municipio con 486 usuarios adheridos: 246 comercios, 125 asociaciones y 115 personas particulares.

Está previsto que a finales de este año los trabajadores del ayuntamiento colomense podrán recibir parte de su salario en gramas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento