El portavoz del Gobierno ha señalado la dificultad de prevenir y poner en marcha los mecanismos de protección existentes cuando se desconocen situaciones particulares.

Así, ha explicado que en cuanto el Ayuntamiento de Oviedo y el Principado tuvieron conocimiento de su situación hubo intervención para ofrecerles soluciones a corto y medio plazo, aunque hasta el momento no hubo aceptación de esos recursos.

Además, ha recordado que los ancianos no eran usuarios de los servicios sociales, no respondieron a requerimientos judiciales ni solicitaron asistencia. No obstante, defiende que la intervención pública debe estar presente y apuesta por ajustar procedimientos para detectar y abordar estas situaciones.

Consulta aquí más noticias de Asturias.