En ambos escritos, según ha informado la CHG en una nota de prensa, se da cuenta de los hechos ocurridos el pasado 21 de septiembre, sobre las 12,00 horas cuando un agente de la CHG, que realizaba lasupervisión y control de los pozos ilegales del entorno de Doñana, en el término municipal de Lucena del Puerto, "fue increpado en su coche oficial, sintiéndose acosado".

Así, tras la llamada de auxilio del trabajador al 112 y la Guardia Civil, ésta consiguió dar traslado al afectado, que ha tenido que recibir atención médica. Por su parte, la CHG, que activó de inmediato el Protocolo de Agresiones, y denunció los hechos, solicita al Ayuntamiento de Lucena del Puerto, "la máxima colaboración en las labores interrumpidas, así como que se disponga de los medios de apoyo que considere necesario para asegurar la realización de estos trabajos".

Además, han señalado que existe sobre este Consistorio resolución sancionadora que les obliga a "inutilizar estos pozos de inmediato y,en caso de incumplimiento, la aplicación de la ejecución forzosa de dicha resolución, con cargo a las arcas municipales".

Este órgano también ha solicitado a la Subdelegación de Gobierno el auxilio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para colaborar en la finalización de estas tareas.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir considera "intolerable" este tipo de episodio y defiende la labor que realizan sus agentes, lo que supone "un trabajo fundamental por el bien público".

Así las cosas, el organismo de cuenca, independientemente de la sucesión de este tipo de episodios, continuará con el ejercicio de sus funciones en esta comarca, que "no es otra que velar por la salud cuantitativa y cualitativa de las masas de agua subterráneas del entorno de Doñana".

Consulta aquí más noticias de Huelva.