DIPUTACIÓN DE VALENCIA

De esta forma, se cumple la hoja de ruta que el presidente de la corporación, Toni Gaspar, transmitió a los trabajadores y que contempla la adopción de una nueva figura jurídica para gestionar la empresa, que será determinada por el nuevo consejo tras analizar con detenimiento las conclusiones del informe encargado a los servicios jurídicos de la corporación.

Este nuevo consejo, integrado por 12 miembros, se reunirá por primera vez este miércoles, 26 de septiembre, en una sesión en la que quedarán definidos los cargos directivos y se abordarán los temas ordinarios pendientes para no bloquear la gestión de la empresa.

En concreto, el nuevo Consejo de Divalterra tendrá una Presidencia, con un consejero delegado y una gerencia, así como un departamento de cumplimiento normativo, cuyo responsable será elegido por mayoría reforzada y a través de un procedimiento que garantice el mérito, la capacidad y la publicidad. La parte jurídica quedará bajo la responsabilidad de los servicios generales de la Diputació y el resto de áreas de gestión estarán al mismo nivel, por debajo de los puestos de dirección.

LA IMPORTANCIA DEL CONSENSO

La Junta General de carácter extraordinario celebrada este martes ha aprobado el nombramiento como consejeros de Mercedes Berenguer, Rafael Soler, Emili Altur, Jorge Ochando, Roberto Jaramillo y Rosa Pérez-Garijo, en representación de cada uno de los 6 grupos políticos con presencia en la corporación y de Ruth López, presidenta del Comité de Empresa, como representante de los trabajadores de Divalterra.

También el de los técnicos de la institución Pedro Domingo, José Javier Cuenca, Beatriz Moreno y Mª Eugenia Hernández Gil de Tejada; y el secretario de la corporación, Vicente Boquera. Estos nombramientos han contado con la única abstención del diputado no adscrito José Enrique Aguar.

Con esta nueva composición del Consejo de Divalterra, en el que se mantienen 6 miembros y entran otros 6, el equipo de gobierno provincial queda en minoría por voluntad propia, dando por primera vez voz y voto a los representantes de los trabajadores. El organigrama aprobado igualmente por unanimidad contempla la eliminación de las dos cogerencias.

El presidente de la Diputació, Toni Gaspar, ha querido subrayar la importancia de la decisión adoptada por la Junta General de Divalterra y ha destacado "el esfuerzo tanto de los grupos políticos como de los empleados de la Diputación y los trabajadores de Divalterra para alcanzar el consenso y buscar una solución definitiva que garantice los empleos" de una empresa que cuenta en la actualidad con cerca de 700 personas en plantilla.

El máximo responsable de la corporación provincial no ha querido poner plazos a la culminación de este proceso, que ya depende del nuevo Consejo, que se pondrá a trabajar desde mañana mismo para la transformación definitiva de Divalterra en otro organismo con una personalidad jurídica diferente a la actual, lo que supondrá el cierre de la empresa.

Consulta aquí más noticias de Valencia.