Hasta el viernes 28, la Olimpiada reunirá a cerca de un centenar de estudiantes y 50 profesores procedentes de 22 países de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), junto a cuatro delegaciones africanas de habla portuguesa invitadas, como son Angola, Cabo Verde, Mozambique y Santo Tomé y Príncipe.

España vuelve a convertirse así en el epicentro del talento matemático de los países iberoamericanos. Será la tercera vez que esta competición se celebra en España, después de la cita de Valladolid (1990) y la de Castellón (2004), pero la primera que es fruto de la colaboración de dos países, en este caso entre España y Portugal, según informa la Real Sociedad Matemática Española (RSME), que organiza el certamen junto a la Sociedad Portuguesa de Matemáticas (SPM).

En la edición de este año, la Olimpiada Iberoamericana se repartirá entre La Rábida y la vecina Monte Gordo (Portugal). La población andaluza hospedará a los jóvenes concursantes y la portuguesa a los miembros del jurado.

El lunes 24 tendrá lugar la apertura del encuentro en Monte Gordo, mientras que las pruebas se celebrarán en La Rábida los días 25 y 26. El acto de entrega de medallas será en la tarde del viernes 28, en el Foro Iberoamericano de La Rábida, en un acto tras el que habrá una cena de despedida.

EQUIPO ESPAÑOL

Cada delegación está formada por cuatro estudiantes y dos profesores (un jefe y un tutor), a excepción de los países africanos y de Venezuela, que participan con dos alumnos, y de Panamá, que lleva tres.

El equipo español de cuatro jóvenes está formado por Saúl Rodríguez (Madrid), oro en la final de la Olimpiada Matemática Española de 2017, Santiago Vázquez (A Coruña), Alejandro Epelde (Madrid) y Félix Moreno (Comunidad Valenciana), tres de los seis oros nacionales de este año, que llegan a esta competición después de haber participado en la olimpiada internacional de Rumanía en el mes de julio.

El presidente de la RSME, Francisco Marcellán, ha subrayado el esfuerzo que han realizado tanto la RSME como la SPM para llevar adelante este encuentro, "que tiene una función clave en la promoción del talento matemático en países en los que no siempre existe una cultura de impulso y compromiso con las vocaciones científicas, como, lamentablemente, ha ocurrido en los últimos años en España".

En este sentido, la presidenta de la Comisión de Olimpiadas de la RSME, María Gaspar, ha valorado la importancia del apoyo recibido por parte de empresas e instituciones, que contribuyen a paliar la "asfixiante falta de financiación" y que agradecen "muy sinceramente".

La edición de este año cuenta con el patrocinio de las empresas españolas Bluetab y Smartick y cuenta con la colaboración de la Diputación de Huelva, el Ayuntamiento de Palos, la Junta de Andalucía, el Ministerio de Educación y Formación Profesional y la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), en cuya Residencia se alojarán los estudiantes y en cuyas instalaciones se realizarán las pruebas.

Consulta aquí más noticias de Huelva.