Espinosa ha señalado que los locales de apuestas están creciendo de "forma descontrolada en todos los barrios de Málaga, produciendo un aumento en la adicción al juego y el endeudamiento entre nuestros vecinos" y ha añadido que el Ayuntamiento "debe intervenir para regular, controlar y prevenir sobre los peligros que acompañan a las apuestas deportivas".

Junto al concejal ha estado el presidente de la Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Amalajer), Francisco Abad, que ha informado de una "notable disminución" de la edad promedio entre las personas adictas al juego, incidiendo como principal causa en el auge de las apuestas deportivas.

Según Abad, "los menores de 30 años son ya el 25 por ciento de las personas que atendemos y cada vez vienen más jóvenes con problemas de adicción al juego a causa de las apuestas en buena medida por el bombardeo constante de la publicidad, y las administraciones pueden hacer mucho más para evitarlo".

En la moción presentada por Espinosa se destaca que, según datos oficiales, tan sólo en el último año se han instalado en Málaga 813 terminales de apuestas deportivas en un total de 171 locales de juego, lo que hace que la provincia lidere las cifras en la proliferación de este negocio con un 23 por ciento del total andaluz.

La apertura de terminales de apuestas en salones de juego se ve acompañada de la creación de locales específicos en distintos barrios de la ciudad promovidos por las grandes empresas del sector, ha advertido.

Entra las propuestas presentadas para una mayor regulación se encuentra que el Ayuntamiento estudie sus competencias para limitar el aumento desregulado de estos locales, especialmente en las inmediaciones de centros escolares, culturales, juveniles y similares.

También se propone también que se realice una formación específica entre la Policía Local para aumentar los controles y detectar las infracciones más habituales relacionadas con el juego y las apuestas, particularmente las relativas al ingreso de menores o personas inscritas en el Registro de Interdicciones de acceso al juego.

Asimismo, se incide en que el Ayuntamiento realice junto a las asociaciones campañas de sensibilización y prohíba la presencia de publicidad de apuestas deportivas en los medios de comunicación municipales así como en actividades organizadas o financiadas por el consistorio o que hagan uso del espacio público.

Por último, se insta a la Junta de Andalucía a aumentar la fiscalidad y dedicar de forma finalista un uno por ciento de la recaudado a la rehabilitación de adictos al juego y al gobierno central a que apruebe el reglamento que permita una regulación más restrictiva de este sector y de la publicidad sobre apuestas y juego.

Consulta aquí más noticias de Málaga.