Al respecto, señalan que la mayor parte de las intervenciones estuvieron relacionadas con heridas y traumatismos leves, así como con la exposición excesiva al sol y patologías previas de las personas usuarias que manifestaron síntomas durante su estancia en la playa, entre otras, según ha informado Cruz Roja en nota de prensa.

La organización ha destacado la importancia de los servicios de vigilancia, salvamento y socorrismo en playas que, matizó, "son fundamentales para muchos" municipios. Además, subrayan la importancia de planificar la gestión de estos servicios "de forma adecuada", asignando los recursos que merece para garantizar la seguridad de las personas y evitar incidencias.

En cuanto a los perfiles de las personas atendidas fueron mayores de 65 años; niños con heridas, contusiones leves, golpes de calor o extravíos en los arenales; personas con patologías previas o enfermedades crónicas que se ven incrementadas por factores como el efecto de las altas temperaturas o la deshidratación; también a personas extranjeras que desconocen el idioma y las condiciones de la playa; y jóvenes que en algunos casos adoptan conductas inseguras o imprudentes, por omisión o desconocimiento, como el acceso por zonas no permitidas o peligrosas, por bañarse bajo el efecto del consumo de sustancias, así como a causa de las zambullidas o por alejarse demasiado de la costa.

Al respecto, Cruz Roja recuerda que realiza un servicio de vigilancia en playas y otras zonas de baño con una atención social y humanitaria, más allá de la sanitaria, con el objetivo fundamental de salvar vidas. Para ello realiza una labor preventiva e informativa dirigida principalmente a los colectivos más vulnerables, la utilización de la tecnología aplicada al rescate de personas y la implicación de un equipo humano con una alta cualificación y formación, entre otras.

Añade que más allá de las asistencias sanitarias (1.301) o de los rescates de personas (101) también realiza una "importante labor" de asistencia social, tales como el baño adaptado para personas con movilidad reducida en cuatro playas de la isla en las que se han atendido a 1.067 usuarios, la búsqueda de personas extraviadas, así como actividades medioambientales y de tiempo libre o los talleres de primeros auxilios a pie de playa, entre otras.

Cruz Roja también se vuelca en la puesta en la prevención de accidentes, por lo que esta temporada ha lanzado más de 20.000 mensajes preventivos a bañistas y embarcaciones.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.