Coche sancionado
Coche sancionado CEDIDA

Los policías observaron como la mujer, de 64 años, usaba la tarjeta de estacionamiento para aparcar en un reservado específico ubicado en la calle Fuente Morales.

Cuando pudo ser localizada se comprobó que la tarjeta estaba a nombre de su hijo y no se encontraba con ella en ese momento.

Aunque intentó eludir la sanción con diversas excusas, finalmente admitió que utiliza la tarjeta cuando viene a la capital a realizar gestiones personales y así poder ocupar plazas PMR.

Los agentes también comprobaron que su hijo, en el momento de la sanción, se encontraba asistiendo a un centro especializado en otro municipio tinerfeño.

A la vista de todo ello se procedió a sancionar a la mujer y tramitar diligencias por un posible delito ante este uso indebido del citado documento.

La primera teniente de alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana y Vial, Zaida González, apeló a "la responsabilidad de todos para que las plazas de PMR con las que contamos en el municipio cumplan con su objetivo, que no es otro que facilitar la accesibilidad a los titulares de las tarjetas acreditativas".

González agradeció la implicación de los policías locales en la defensa de estos usuarios de las vías, "los agentes están velando porque se respeten sus derechos y, si no queda otra, sancionar a los infractores e insolidarios", finalizó.