El Congreso de los Diputados ha dado luz verde para que se produzca el debate de la proposición de ley para la transferencia de la titularidad de la Autopista del Atlántico, la AP-9, a Galicia, aprobada por unanimidad de la Cámara gallega en mayo de 2017, tras levantarse el veto del Ejecutivo central.

Además, la Cámara Baja también ha iniciado los trámites para la otra ley de la AP-9 recientemente aprobada por el Parlamento autonómico, que pidió, por tercera vez, la transferencia de esta infraestructura para que sea la Xunta la que tenga las competencias sobre ella.

La Mesa del Parlamento de Galicia ha informado este martes a los grupos de los dos trámites. Por un lado, los diputados gallegos debatirán en una próxima sesión plenaria la ley aprobada en 2017, que fue bloqueada por el Gobierno de Mariano Rajoy y que, tras la llegada de Pedro Sánchez, el Ejecutivo cambio el criterio y ha permitido debatirla en el Congreso.

Con todo, la Cámara gallega aprobó, por tercera vez, una proposición de ley para llevar este debate al Congreso (ya que entonces permanecía vetada la anterior iniciativa legislativa). Así, este tercer texto legislativo ha sido enviado al Congreso y admitido a trámite, como informó también Ana Pastor a Miguel Santalices.

La lista de espera para las iniciativas legislativas de las comunidades autónomas suele superar el año o el año y medio, de ahí que ahora esté lista para ser debatida la de 2017, mientras que el texto más reciente todavía inicia ahora los trámites parlamentarios.

DELEGACIÓN GALLEGA

Una vez que el Parlamento gallego aprobó por unanimidad la solicitud de transferencia de la AP-9 en mayo de 2017, ahora una delegación de la Cámara autonómica será la que defienda en las Cortes la propuesta de Galicia.

Por reglamento, hay un máximo de tres personas, por lo que al haber cuatro grupos parlamentarios el BNG, la fuerza minoritaria, quedó excluida, pese a ser la autora de la iniciativa originaria que llegó a la Cámara autonómica.

En su día, el hemiciclo gallego obvió esta situación y aprobó una delegación que dejó fuera a los nacionalistas y que está formada por: Martín Fernández Prado (PPdeG), Antón Sánchez (En Marea) y Xoaquín Fernández Leiceaga (PSdeG).

No obstante, para la otra iniciativa legislativa (que podrá tardar otro año y medio en debatirse, en caso de que no decaiga), los grupos sí escucharon las quejas del Bloque y aplazaron la designación de la delegación, aunque por ahora esta cuestión no tendrá efectos.

REACCIÓN DE LOS SOCIALISTAS GALLEGOS

Tras tener conocimiento de la decisión, el portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, ha aplaudido la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de "desbloquear" el debate de la transferencia de la AP-9.

Así, a través de un comunicado remitido a los medios, el responsable socialista ha contrapuesto la "actitud del nuevo gobierno presidido por Pedro Sánchez "que habilita la discusión en el Congreso y abre la puerta a la transferencia" con la "actitud obstruccionista" del PP que "conjuraba todos sus esfuerzos en impedir la discusión de raíz".

Fernández Leiceaga ha señalado que esta iniciativa, que fue aprobada en dos ocasiones por el Parlamento de Galicia y "bloqueada por el PP" en el Congreso, "está ahora en condiciones de ser tramitada y tomada en consideración" para "cumplir con la voluntad unánime" de la Cámara gallega.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.