Premio Ciudadano Europeo 2018
Entrega del Premio Ciudadano Europeo 2018 que otorga el Parlamento Europeo en Barcelona. EFE/Marta Pérez

 El Proyecto Integra de la Universidad Camilo José Cela, la Fundación Arrels y la Unidad de Gestión Clínica de Medicina Maternofetal, Genética y Reproducción (UGCMFG) del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla han recibido el Premio Ciudadano Europeo 2018 que entrega el Parlamento Europeo.

En un acto celebrado en el Museo Marítimo de Barcelona, la Oficina del Parlamento Europeo en Barcelona ha entregado a estas tres entidades y proyectos españoles el galardón que el Parlamento Europeo concede cada año a personas y organizaciones excepcionales que luchan por los valores europeos.

Este año los 54 eurodiputados españoles han presentado 11 candidaturas y han salido ganadoras la Fundació Arrels, por su trabajo en la atención a las personas sin hogar, la UGCMFG, por su labor investigadora para combatir enfermedades raras, y el Proyecto Integra, por brindar formación académica a jóvenes refugiados.

En total, el Premio Ciudadano Europeo ha reconocido la labor de 50 organizaciones europeas, las cuales se reunirán el próximo 9 de octubre en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas (Bélgica), ha explicado el director en funciones de la Oficina del Parlamento Europeo en Barcelona, Sergi Barrera.

El director del Proyecto Integra, Ignacio Sell, ha asegurado que la entrega de este premio supone un reconocimiento a "la educación como herramienta esencial de integración e inclusión" y a un proyecto que busca "no solo enriquecer el intelecto de nuestros jóvenes estudiantes, sino también el alma".

El director de la UGCMFG, Guillermo Antiñolo Gil, ha reconocido el arduo trabajo de su equipo en la búsqueda de nuevos recursos diagnósticos y de gestión del conocimiento en enfermedades raras que los ha convertido en referentes nacionales en este ámbito: "nuestro deseo no es ser importantes, sino cambiar el mundo", ha señalado.

El director de la Fundación Arrels, Ferran Busquets, ha resaltado que "es un buen momento para recordar que hay ahora mismo alrededor de 400.000 ciudadanos europeos viviendo en las calles" y ha asegurado que espera "que un día no haga falta reivindicar los derechos de las personas que viven en la calle".

En el acto han participado también algunos de los eurodiputados que postularon a las entidades y proyectos españoles que han resultado galardonadas, como Soledad Cabezón, eurodiputada del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, y Francesc Gambús, eurodiputado del Partido Popular Europeo.

Desde su creación en 2008, el Premio Ciudadano Europeo ha reconocido a 324 proyectos y organizaciones europeas, 20 de ellas españolas, y esta es la segunda ocasión que la entrega de premios a nivel español se realiza en Barcelona.