Imagen de los cebos envenenados en La Moraña (Ávila)
Imagen de los cebos envenenados en La Moraña (Ávila) GUARDIA CIVIL

La investigación se inició después de que un vecino de dicha comarca comunicara al Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil de Ávila que su perro había vomitado una sustancia verde azulada, que podía tratarse de veneno, por lo que informó el instituto armado que,

con ayuda de un perro adiestrado, localizó varios vestigios de carne mezclada con una sustancia azul a lo largo de unos 100 metros de la orilla del río Trabancos, además de un gato muerto.

Analizados los vestigios en el laboratorio de Criminalística y Medio Ambiente de la Dirección General de la Guardia Civil, las muestras dieron resultado positivo por bromadiolona, un rodenticida, sustancia

que provoca la muerte por hemorragia interna.

Continuando con las investigaciones, se descubrió que un hombre vecino de La Moraña poseía en el interior de un almacén de su

propiedad un bote con el veneno utilizado para la comisión del delito, por ello, dicha persona fue investigada como presunta autora de los hechos.

Consulta aquí más noticias de Ávila.