Estas estaciones están incluidas en la red ferroviaria de cercanías de San Sebastián, que discurre entre Brinkola e Irun a lo largo de 83,2 kilómetros. La red de cercanías está integrada en la Línea Madrid-Hendaya de la red ferroviaria convencional, según ha recordado en un comunicado.

En Andoain, con una inversión de 2.708.361,51 euros (IVA incluido), las actuaciones dotarán a la terminal de un paso inferior, con escaleras y ascensores que conectarán los andenes 1 y 2, eliminando el cruce de los viajeros a nivel.

El proyecto incluye el recrecido en altura de los andenes, para facilitar el tránsito tren-andén de los usuarios, además de la creación de un nuevo acceso a la estación a través de un vestíbulo único, accesible desde el paso inferior situado en paralelo a la calle Gudaren Etorbidea.

Finalmente, se renovará el suelo de los andenes, con baldosas de hormigón, banda de botones y banda de aproximación a la zona de parada del tren. También está previsto realizar mejoras en los refugios para los viajeros y en los accesos a la estación, así como en el sistema de iluminación de las instalaciones.

URNIETA Y ORDIZIA

En la estación de Urnieta se invertirán 1.963.912,97 euros (IVA incluido) para dotar a la terminal de un paso inferior entre andenes, con escaleras y ascensores, eliminando así el cruce de los viajeros por las vías, con la correspondiente restitución a la altura del andén en la zona del paso a eliminar.

Asimismo, está previsto realizar mejoras en los refugios para los viajeros y en los accesos a la estación, con marquesinas sobre las zonas de escaleras, y en los accesos a los andenes 1 y 2.

El proyecto incluye también mejoras en el sistema de iluminación de las instalaciones y la renovación del suelo de andenes, con baldosas de hormigón, banda de botones y banda de aproximación a la zona de parada del tren, para favorecer la seguridad y el movimiento de los viajeros, incluidos aquellos que tengan la movilidad reducida.

Por el acuerdo alcanzado entre Adif y el Ayuntamiento de Urnieta, los ascensores y las escaleras quedarán fuera del ámbito de los andenes, de forma que el paso inferior de la estación sirva también como paso de uso urbano, sin que se mezclen los flujos de tránsito de los vecinos con el de los viajeros.

En la estación de Ordizia, con una inversión de 749.601,72 euros (IVA incluido), se acometerá, en una primera fase, el recrecido en altura de los andenes principal y secundario, para favorecer el movimiento de los viajeros entre el tren y el andén. En una fase posterior se dotará a la estación de un paso inferior entre andenes.

Asimismo, se renovará el suelo de andenes, con baldosas de hormigón, banda de botones y banda de aproximación a la zona de parada del tren. También está previsto realizar mejoras en los refugios para los viajeros y en los accesos a la estación, así como en el sistema de iluminación de las instalaciones.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.