Terraza, bar, centro, camarero, establecimientos, hostelería, turismo
Terraza, bar, centro, camarero, establecimientos, hostelería, turismo Europa Press - Archivo

Así, con el comportamiento del turismo y la construcción se espera que Málaga alcance el tres por ciento de crecimiento del PIB, según han destacado este viernes el decano del Colegio de Economistas, Juan Carlos Robles; el director del Servicio de Estudios, Fernando del Alcázar, y el vicedecano de la institución, Antonio Pedraza, en una rueda de prensa para presentar el Barómetro Económico del segundo trimestre de 2018 en la provincia.

Los economistas han señalado que la desaceleración económica a la que se enfrentan Europa y España se nota también en Málaga, aunque en menor medida. Como ejemplo, han señalado que en la provincia ha crecido un 4,27 por ciento el número de empresas creadas respecto al año anterior -252 más-, lo que contrasta con el descenso del 1,35 por ciento de Andalucía y del 2,64 por ciento de España en ese periodo, han resaltado.

Sin embargo, en Málaga se han destruido un 5,85 por ciento de empresas más -un total de 959-, que se explica por la mayor creación de las mismas, ha detallado Del Alcázar, al tiempo que ha apuntado que en la provincia fracasan menos empresas que en Andalucía y en España.

Mientras que en Málaga se han disuelto un 18,6 por ciento de empresas respecto a las creadas del año anterior, en Andalucía esta cifra ha alcanzado el 21,38 por ciento, mientras que en España ha sido el 22,42 por ciento, ha precisado.

También han destacado desde el Colegio de Economistas que hasta junio se ha reducido la tasa de paro en la provincia hasta el 20,21 por ciento, frente al 23 por ciento de Andalucía, con un total de 159.800 desempleados y 631.000 ocupados.

Además, se ha producido un descenso de los contratos a tiempo parcial hasta el 18 por ciento del total, cifra que había llegado a estar en el 22,4 por ciento.

De igual forma, el número de afiliados a la Seguridad Social ha alcanzado su máximo desde el comienzo de la crisis, con 626.110 afiliados y un incremento de 25.899 personas entre julio de 2017 y julio de 2018, si bien esta cifra es inferior en 5.126 a la del año anterior y se aleja de los 30.000 anuales que conseguía Málaga.

TURISMO

Por otro lado, los economistas han subrayado que el turismo continúa con su crecimiento en la provincia, con un aumento del 1,73 por ciento en el número de alojados en establecimientos hoteleros, que se traduce en 92.558 personas.

Asimismo, se ha incrementado en 108.627 el número de viajeros extranjeros alojados en hoteles, lo que ha mantenido el aumento de la demanda, mientras que ha crecido la cifra de alojados en apartamentos turísticos con 17.651 personas más, lo que coincide con el descenso de 16.071 turistas alojados en hoteles.

También han resaltado que mientras que en Málaga se han incrementado en un 0,1 por ciento las pernoctaciones hoteleras en Andalucía y en España han descendido un 0,86 y 0,03 por ciento, respectivamente.

Este es un factor que ha influido en el aumento del 6,40 por ciento en el tráfico aéreo de pasajeros, con un 10,36 en viajeros españoles y un 5,75 por ciento más en los extranjeros, aunque hay un descenso durante julio y agosto, han apuntado.

También continúa el crecimiento del número de automóviles matriculados, con 5.584 más que en el periodo anterior -un aumento del 14,6 por ciento, han resaltado.

VIVIENDAS

Otro aspecto positivo de la economía malagueña es la recuperación de las viviendas visadas en el segundo trimestre del año, con 2.540 sobre 1.045 del mismo periodo anterior, es decir, un incremento del 150 por ciento. También ha aumentado el ritmo de finalización de las mismas en un 38 por ciento, el triple que en 2016.

Sin embargo, el precio de la vivienda libre en Málaga ha aumentado un cuatro por ciento, frente al 1,43 por ciento de Andalucía, mientras que el incremento acumulado desde 2013 ha crecido un 16 por ciento y en Andalucía durante el mismo periodo solo lo hizo un 3 por ciento.

Los economistas también han destacado que desde que comenzó la crisis el descenso del precio de la vivienda en Málaga ha sido inferior al andaluz, con un 28,42 por ciento frente al 31 por ciento de la comunidad autónoma.

Otro punto negativo que ha concluido el barómetro es la disminución en el número de importaciones y exportaciones, lo que indica una ralentización del consumo, han detallado.

Pedraza ha precisado que esta desaceleración del crecimiento, que afecta en menor medida a Málaga por factores como la desestacionalización del turismo, se debe a las políticas aislacionistas de Trump, al bajo crecimiento de Europa y a la devaluación de la moneda turca, que ha afectado a los países de Sudamérica.

Además, ha dicho, han influido el aumento del precio de la cesta de la compra y la electricidad, así como que el aumento de los salarios no ha alcanzado al del poder adquisitivo, lo que ha hecho disminuir el consumo, ha añadido. Por otro lado, ha señalado la incertidumbre política provocada por el Gobierno como condicionamiento para los inversores.

Por estos motivos han abogado por atraer un turismo de calidad para competir con los mercados de Turquía, Túnez y Egipto que se están recuperando, además de hacer una regulación de los alquileres turísticos, si bien "no ven ninguna señal de alarma" sobre el estallido de una nueva crisis provocada por esto, ha afirmado Robles.

Consulta aquí más noticias de Málaga.