La Diputación de Alicante enviará a la localidad toledana de Cebolla más de 300 libros para su biblioteca municipal, que perdió 10.000 volúmenes, el 80% de su fondo documental, a causa de las inundaciones en la riada de la semana pasada. Las obras que recibirá Cebolla proceden del Instituto Alicantino de Cultura (IAC) Juan Gil-Albert y otros fondos de la institución provincia, detalla la Diputación en un comunicado.

Como muestra de solidaridad, la corporación realizará en los próximos días este envío, cuyo contingente principal procede del catálogo editorial del IAC con obras de narrativa, teatro, poesía, ensayo, libros infantiles, ediciones críticas de obras clásicas, biografías, historia, periodismo y otras temáticas, así como ejemplares de la revista 'Canelobre' y catálogos de arte.

María José, la bibliotecaria, sin poder articular palabra, comentaba este fin de semana a la agencia Atlas que "no podía hablar" y que una compañera le decía: "Esta es mi vida, mi vida". Esta semana ha vuelto, junto a voluntaria, y la han encontrado en ruinas, "es un espectáculo tan lamentable, tan pésimo, que es que dan ganas de llorar", dice una vecina.

Pero los libros que han quedado están en la Casa de Cultura del municipio, rebautizada como la Casa de la Solidaridad. De toda España están donando miles de libros, "como ve visto esta pequeña catástrofe pues los he traído aquí", comenta Julian, que ha llegado desde Madrid, o Paqui, que apunta que "lo más importante es recuperar la cultura".

Decenas de voluntarios los reciben, los cuentan y los organizan, "España está volcada con la cultura y con Cebolla, agradecer a todo el mundo que nos está ayudando", comenta la propia María José. Un drama, que gracias a las donaciones, empieza a vislumbrar un final esperanzador.