Víctimas De Angrois Ante El Juzgado En Santiago
Víctimas De Angrois Ante El Juzgado En Santiago EUROPA PRESS

Un técnico de la unión temporal de empresas (UTE) de Thales y Dimetronic, que suministró la tecnología de seguridad de la línea Ourense-Santiago, ha ratificado este miércoles que Adif no pidió analizar la seguridad de la curva de A Grandeira, en la que descarriló un tren Alvia el 24 de julio de 2013 -con 80 fallecidos y más de 140 heridos-.

Así lo ha trasladado este miércoles en Santiago ante el juez que instruye el caso, Andrés Lago Louro, en donde ha comparecido en calidad de testigo.

Según informa el letrado de las víctimas, Manuel Alonso Ferrezuelo, este técnico ha reconocido, tal y como había expuesto la consultora pública Ineco en noviembre de 2017, que "el encargo de los riesgos que tenían que analizar eran hasta el kilómetro 84, no la totalidad de la línea", ya que "el ERTMS no llegaba a la totalidad de la línea, solo hasta antes de la curva".

De tal forma, la curva no se analizó "por parte de ellos ni por parte de Ineco" al incluir el sistema de seguridad ERTMS. "Entendemos que eso es importante, porque a raíz del cambio de proyecto eso fue lo que cambió y se quitó ese sistema hasta ese punto kilométrico", ha remarcado.

Manuel Alonso Ferrezuelo recuerda que este "es uno de lo elementos vitales de los motivos por los que se produjo" el accidente. "Adif no encargó ese análisis preliminar del riesgo, porque no había sistema (de seguridad)" en Angrois, remarca.

De tal forma, el técnico, que trabaja como coordinador de seguridad en la actualidad en obras en líneas en las que participa Adif, ha entrado a valorar ante el juez "solo hasta donde le tenían contratado en la línea".

LAS DECLARACIONES CONTINÚAN

Por su parte, las declaraciones continuarán el jueves y el viernes. El 13 de septiembre, y ya en calidad de peritos, acudirán a los juzgados compostelanos Ángel Luis Sanz Cubero (a las 9,00 horas) y Pilar Calvo Holgado (a las 10,00 horas).

Ambos expertos realizaron peritajes para el abogado del maquinista (imputado en la causa), el primero centrado en temas de señalización y la segunda en cuestiones de factores humanos.

Al día siguiente, 14 de septiembre, viernes, a las 9,00 horas está citado el ingeniero Antonio Puyol y a las 10,00 horas Esther Mateo (directora técnica de Adif desde julio de 2016), cuyos documentos aportó el propio administrador de infraestructuras ferroviarias más recientemente para defender su actuación en la línea de Angrois en todo lo relativo al examen de los riesgos.

Es por esa evaluación de riesgos, por la posibilidad de que hubiese deficiencias en su realización, por la que están investigados dos cargos de Adif (Rebón y Andrés Cortabitarte) y el ya dimitido Antonio Lanchares (que era jefe de Seguridad de Circulación de Renfe), así como tres técnicos de la consultora Ineco, encargada del análisis independiente.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.