Así lo ha anunciado el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, tras el encuentro que ha mantenido con César Gil, director de Instituciones de CaixaBank en Cantabria, a quien ha solicitado la ayuda de esta institución para hacer frente al problema de las ejecuciones hipotecarias, según ha informado el Gobierno en un comunicado.

Mazón ha explicado que en estos momentos su departamento está realizando una ronda de contactos con todas las entidades bancarias para buscar posibles vías de colaboración y proteger a aquellas familias "vulnerables" de perder su hogar.

En este sentido, ha subrayado que los programas sociales de "la Caixa" son "muy compatibles" con la labor que está desarrollando la Administración con el fin de facilitar el acceso a este "derecho fundamental".

El consejero y el representante de CaixaBank han analizado la situación actual de la Comunidad Autónoma en esta materia y han acordado colaborar para evitar casos de desahucios.

Mazón ha asegurado que éste es "solo el primer paso" y ha agradecido a la entidad su participación en la reunión, en la que también ha estado presente el director general de Vivienda, Francisco Gómez.

Por su parte, César Gil ha indicado que el grupo "la Caixa", tanto desde el propio banco como desde la Obra Social, desarrolla una política de vivienda muy activa a través de diversas iniciativas como el programa de Vivienda Asequible, por el que se han construido 107 viviendas en Santander (Peñacastillo), el de alquiler solidario o la aportación de la entidad financiera al Fondo Social de Vivienda.

También ha avanzado que la entidad realizará un análisis de las disponibilidades que tiene el banco y que puede ser susceptible de solucionar nuevos casos de emergencia habitacional.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.