"Queremos que a la hora de cerrar una central eléctrica, sea de la tecnología que sea, las compañías tengan que solicitarlo de forma adecuada tanto para los que emitan más o menos gases de efecto invernadero o si perjudica a la garantía de suministro", ha explicado Mariscal tras defender una proposición de ley para modificar la Ley del Sector Eléctrico en lo relativo al cierre de instalaciones de generación eléctricas.

"En esta iniciativa nos hemos encontrado con el rechazo frontal por parte del PSOE y de Podemos y, sorpresivamente, por parte de Cs", ha lamentado.

Mariscal ha cuestionado que PSOE, Podemos y Cs "se oponen y por tanto, prefieren que sean las propias compañías las que tomen la decisión de si cierran esas centrales sin tener en cuenta ni las emisiones ni el precio ni la garantía de suministro".

El diputado popular ha explicado que esta iniciativa está dirigida a garantizar el servicio público de acceso a energía eléctrica y fundamentalmente, conseguir precios que permitan la competitividad de las empresas y que sean "sostenibles y adecuados" para las familias.

Además, ha abogado por una energía que emita lo menos posible gases en el marco de la lucha contra el cambio climático y que garantice que el suministro esté disponible 24 horas al día y 365 días al año.

Consulta aquí más noticias de Asturias.