Así lo ha indicado este martes el portavoz socialista, Manuel Fernández, quien ha calificado como de "temerario" y de "gran irresponsabilidad" que la ciudad tenga que afrontar entre 2019 y 2022 la devolución de más de 110 millones de euros en intereses y préstamos a los bancos, "consecuencia de posponer el pago de los mismos de este mandato al siguiente".

"Los datos reflejan lo que siempre hemos dicho, que el PP no estaba haciendo nada para resolver la situación de la ciudad y deja muy comprometidas las arcas municipales a quien gobierne el próximo mandato, que seguro que lo hará con más responsabilidad que él", ha lamentado en una nota.

Ha añadido que el PP tiene en sus propios papeles, los que manda al Ministerio para acogerse a un nuevo fondo de ordenación, la respuesta a qué esfuerzos está haciendo para solventar sus deudas con los bancos antes de comprometerse a más préstamos y que, a su juicio, son "nada".

En este sentido, ha señalado que "ha aplicado la ley del embudo con la deuda municipal", de modo que en estos años que Márquez va a estar como alcalde "apenas ha de hacer frente a unos ocho millones de euros de intereses y capital de préstamos al año y deja para después de las elecciones el grueso por pagar, con anualidades de hasta 46 millones de euros".

Esta "mochila", según Fernández, supone hablar de que una cuarta parte del presupuesto de la ciudad habría que dedicarlo a administrar "el pufo financiero" que Márquez y el PP dejarán", con efectos sobre la prestación de servicios y las inversiones en la capital.

Ha apuntado que "es sólo la punta del iceberg", puesto que hay préstamos que se han pospuesto más allá de 2022 que se sumarán a "una cifra descomunal de deuda". Al hilo, ha recordado que una buena parte de créditos con bancos con cargo al plan de pago a proveedores de más de 250 millones de euros comenzarán a vencer a partir de entonces, junto con el capital y los intereses de todos los fondos de ordenación a los que se ha acogido el gobierno local, casi todos en este mandato.

"Son los efectos de la patada a la lata legendaria del PP, dejando para mañana la devolución de préstamos para vivir hoy como la cigarra de la fábula", ha dicho el edil, quien ha agregado que "Márquez ha abierto su testamento político a menos de un año de las elecciones y ya en la primera página los jiennenses se encuentran deudas en lugar de una herencia saneada".

El portavoz socialista ha comentado que en 2011, después de varios gobiernos del PP y el último socialista junto con IU, el PP encontró una deuda con los bancos de 91 millones de euros, que ahora supera los 430, a la que añadir otra con proveedores de más de 300. "¿Qué les parece a quienes hablaban de la herencia recibida la legítima que dejan a los vecinos de Jaén?", se ha preguntado.

Consulta aquí más noticias de Jaén.