Rueda de prensa de Anpe-Galicia
Rueda de prensa de Anpe-Galicia EUROPA PRESS

El sindicato independiente de profesores Anpe-Galicia ha exigido la "restitución" de los derechos laborales, económicos y sociales de los trabajadores educativos, con la devolución de 6.000 euros -detraídos en las pagas extraordinarias entre 2013 y 2017-, y la reiteración de su negativa a aceptar que la "escasa" subida retributiva de 90 euros en los salarios se divida en cuatro partidas presupuestarias hasta 2021.

En concreto, el presidente autonómico de Anpe, Julio Díaz, ha asegurado que insistirán en que los presupuestos de 2019 contemplen la "devolución" de los importes de las pagas extraordinarias "detraídas entre 2013 y 2017" que, según sus cálculos, se sitúan en torno a los 6.000 euros. Además, también ha reivindicado su cobro doble, percepción que "solo una vez" fue aplicada a los funcionarios gallegos.

Asimismo, también ha asegurado que insistirán en la "eliminación de los descuentos por incapacidad temporal", ya que "no se puede sancionar (a los profesores) por ponerse enfermos". En esta línea, ha exigido la "restitución" del cobro del verano a los sustitutos que trabajasen durante el curso más de 5,5 meses, "como ya han hecho muchas comunidades".

Además, Díaz ha pedido que los trámites burocráticos relativos a las oposiciones del profesorado y a sus traslados se especifiquen en un manual, "como ya se hace en otras comunidades", para facilitar el uso de la sede electrónica al presentar la documentación del profesorado.

"No se puede insistir en un sistema único", porque "generó muchos problemas" y "muchos profesores que no validaron la instancia de oposición este curso se quedaron sin trabajo", ha asegurado el presidente de Anpe-Galicia.

RECHAZO AL ACUERDO RETRIBUTIVO DE LOS DOCENTES

Por otra parte, en lo que respecta a la negativa de Anpe para firmar el acuerdo retributivo de los docentes gallegos, Díaz ha explicado que, "pese a ser un sindicato negociador que muy pocas veces no llegó a acuerdo con la Administración", en esta ocasión "no procedió a la firma por no permitir que los profesores perdiesen nuevamente poder adquisitivo".

A este motivo ha añadido el hecho de que los 90 euros prometidos de subida hasta 2021 se dividirían en cuatro partidas presupuestarias. "Anpe nunca firmará ningún acuerdo que suponga pérdida del poder adquisitivo del profesorado, jamás", ha sentenciado Díaz.

Finalmente, el presidente autonómico del sindicato de profesorado ha indicado que este pacto "se acordó fuera de los órganos de negociación establecidos y con los docentes fuera de las aulas". Por todo ello, ha asegurado que se trata del "más raquítico" de los acuerdos cerrados en los últimos tiempos, en referencia a los de sanidad, justicia y cuerpos de seguridad.

MEJORA DE LAS CONDICIONES DE TRABAJO

Además, por lo que respecta a las condiciones de trabajo, Díaz ha insistido en que piden la "reposición" y "mejora" de las condiciones anteriores a la crisis.

"Exigiremos la restitución inmediata de las horas de docencia anteriores a la misma ahora que la ministra Celaá ha descargado esa responsabilidad en las comunidades autónomas, aunque desde Anpe seguimos pensando que debería fijarse una norma de regiones", ha indicado Díaz.

PROTECCIÓN DE FUTURO PROFESIONAL DOCENTE

Finalmente, el presidente autonómico también ha asegurado que se solicitará en la Conferencia Sectorial de Educación y ante el Ministerio de Educación que se aborde la situación del profesorado y su futuro profesional, dando respuesta al diseño de la profesión docente en un doble aspecto.

En primer lugar, ha solicitado el establecimiento de una ley de la profesión docente; y, en segundo lugar, ha pedido un Estatuto de la Función Pública Docente que recoja y desarrolle la carrera profesional docente, desde el ingreso a la función pública hasta la jubilación. "No hay que olvidar reivindicaciones como la equiparación salarial y la reducción de la burocracia en los centros", ha aseverado Díaz.

En resumen, el sindicato ha asegurado que seguirá "reivindicando las propuestas que profundicen en los cambios necesarios para dar estabilidad y calidad a la educación gallega, exigiendo el restablecimiento de las condiciones socio-laborales del profesorado, pieza clave del sistema educativo".

BALANCE DE LOS PROCESOS SELECTIVOS DE PROFESORADO

Por otra parte, Anpe también ha analizado los datos oficiales presentados por la Administración autonómica en relación a los últimos procesos selectivos que se llevaron a cabo a finales del curso pasado, para conocer su incidencia en cuanto al profesorado que ya contaba con cierta experiencia dentro del proceso.

En concreto, el vicepresidente autonómico de Anpe, Julio Trashorras, ha indicado que "hay un poncentaje elevado de profesores que alcanzó plaza en los procesos selectivos que contaba ya con experiencia docente previa", lo que significa que ya había trabajado dentro del sistema educativo público gallego.

Al respecto, ha explicado que el personal interino es aquel que está ocupando "una vacante de curso completo" y dentro de la denominación de sustituto "entran todas aquellas personas que están cubriendo periodos inferiores a un curso".

"Una persona que nunca trabajó en el sistema educativo pero que hizo una sustitución de diez o quince días con la finalidad de presentarse a las oposiciones se podría considerar que ya tiene experiencia docente para la Consellería" y "entraría dentro de la categoría de sustituto", ha criticado Trashorras.

SECUNDARIA Y PRIMARIA

En concreto, el vicepresidente autonómico de Anpe ha apuntado que en secundaria solo un 28% de la gente que alcanzó plaza en el proceso selectivo sería gente que nunca trabajó en la enseñanza pública, frente a un 72% de gente que sí trabajó alguna vez como interino o en sustitución.

En enseñanza primaria, según ha explicado Trashorras, la cosa "es más equilibrada", con un 38% de interinos, un 30% de sustitutos y un 32% de gente sin experiencia docente; es decir, que "se repartieron las plazas ofertadas aproximadamente en un tercio para cada uno de esos tres grandes bloques".

UN 6% DE PLAZAS VACANTES

Por lo que respecta al número de plazas vacantes, ha indicado que la media se sitúa en torno al 6%, "más de lo deseado". En el caso de sencundaria, se dan especialidades "en las que las plazas obtenidas corresponden al 100% a personas que ya tenían experiencia docente", por lo que "el hecho de llevar años impartiendo docencia supondría un plus" en la parte específica, ha señalado el vicepresidente sindical.

No obstante, ha puntualizado que en cada nivel analizado "ningún porcentaje de gente con experiencia docente baja del 60%", lo que supone que "seis de cada diez plazas mínimo son de gente que ya trabajó en el sistema educativo".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.