Carrillo y Blanco
Carrillo y Blanco PODEMOS

El diputado José Ramón Blanco y el coordinador y concejal de IU en el Ayuntamiento de Piélagos, Rubén V. Carrillo, han dado a conocer hoy en rueda prensa la batería de propuestas, entre las que destacan la ordenación de la zona de aparcamiento, el acondicionamiento y mejora de las infraestructuras del parque o el cese de los vertidos en las playas.

Carrillo ha señalado que "es hora de pensar en el futuro y en lo que dejaremos a nuestros nietos, tal y como se hizo, por ejemplo, con Altamira; debemos cuidar este paraíso que tiene Piélagos como se merece, desoyendo a quienes cantan el mismo cacareo economicista desde los años 60".

Por ello, en su opinión es urgente restaurar a su situación natural la amplia área afectada, unos 27.000 metros cuadros, es decir, casi tres hectáreas. "Valdearenas y Canallave no son playas urbanas y así han de volver a ser", ha defendido.

Para el concejal, la "enorme superficie expoliada" a las dunas como aparcamiento requiere una revisión que recupere la naturalidad de esta área, reduciendo en lo posible su superficie asfaltada.

Tanto para el portavoz de IU como para el diputado de Podemos, el tráfico de vehículos es "otra de las pesadillas", denunciada por los grupos ecologistas y nunca atendida "con un mínimo de sentido común".

Para ambos representantes públicos resulta incomprensible la "permisividad" con los aparcamientos ilegales, que "destrozan la flora", o la presencia de furgonetas estacionadas, junto a su prohibición expresa, aunque esta situación haya mejorado en los últimos años.

No así la limpieza de las playas, especialmente en la última zona del puntal, donde, han afirmado, se almacenan o se queman "residuos sanitarios, cadáveres de animales y toda clase de detritus".

Los representantes de ambas formaciones han recalcado que la ampliación en torno a ocho veces la superficie del parque natural es "un desafío y una oportunidad para su gestión y desarrollo", por lo que han instado tanto al Gobierno de Cantabria como al Ayuntamiento de Piélagos a tomar en consideración una serie de medidas dirigidas a revertir el daño ocasionado.

Entre ellas figura la ordenación y reducción del parking a través de la búsqueda de aparcamientos disuasorios (fuera del recinto o en zonas sin valor ambiental) conectados mediante lanzaderas con el parque; la dotación de contenedores de reciclaje fuera de la temporada estival; o la supresión y prohibición en el interior del parque de actividades incompatibles con su conservación (caza, extracción de algas de sus fondos marinos, aprovechamiento maderero de especies invasoras como el eucalipto, etcétera).

Otras medidas son la adopción de medidas administrativas y legales para poner fin a los vertidos, con especial control de las sustancias. En este sentido, se demanda un especial atención al emisario submarino que vierte cerca de la playa de Usgo y que ha sido señalado por varios colectivos ecologistas como responsable de la contaminación.

Igualmente reclaman el acondicionamiento y mejora de las infraestructuras del Parque Natural con medidas tales como el control del acceso rodado al monte Picota, el control y eliminación de los vertederos ilegales, un cierre perimetral del parque para evitar la entrada al recinto a horas inadecuadas o la creación de un inventario de árboles singulares en el entorno del parque y municipios adyacentes.

Para la ejecución de estas medidas, Podemos Cantabria pedirá en el Parlamento una partida específica en los presupuestos de 2019.

Además, desde Podemos se ha agradecido el trabajo realizado durante años por parte de las organizaciones ARCA y Mortera Verde en defensa de los espacios naturales de Cantabria.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.